'Ey guerrilleros, soy Ingrid Betancourt'

La ex candidata presidencial grabó mensajes para instar a miembros de la FARC a dejar las armas Uno de los audios va acompañado con la canción ‘Estoy aquí’ de la cantante Shakira.
Ingrid Betancourt acepta la invitación de la ONU para partic
BOGOTÁ (CNN) -

"Ey guerrilleros, soy Ingrid Betancourt, ustedes que me están oyendo, se les respetó la vida a sus comandantes, a ustedes también se les respeta con más razón si se desmovilizan".

Con esas palabras empieza uno de los mensajes que la ex candidata presidencial de Colombia Ingrid Betancourt grabó y que comenzarán a emitirse desde helicópteros que sobrevolarán las selvas del suroeste del país, donde permaneció más de seis años secuestrada por la guerrilla izquierdista.

Betancourt, de 46 años, fue rescatada sana y salva por el ejército junto con tres estadounidenses y 11 efectivos de las Fuerzas Armadas y de la Policía, en una operación militar en la que no se disparó un solo tiro ni se derramó una gota de sangre.

La política franco-colombiana era la rehén de más alto perfil en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que buscaban intercambiar a 40 secuestrados por 500 rebeldes encarcelados.

"Ey guerrilleros soy Ingrid Betancourt, quiero que recuperen su libertad como yo. Aquí los estoy esperando", dice otro de los mensajes acompañado por la canción "Estoy aquí", de Shakira.

En poder del grupo rebelde, que dice luchar por imponer un sistema socialista en este país de más de 44 millones de habitantes con marcadas diferencias entre ricos y pobres, continúan 25 rehenes de carácter político, además de cientos de personas por las que exigen rescates económicos.

En la operación militar, el ejército capturó a Gerardo Antonio Aguilar, alias "César", y a Alexander Farfán, alias "Gafas", los dos guerrilleros que por años organizaron la vigilancia de los 15 rehenes rescatados, a quienes mantenían encadenados y sometían a tratos humillantes.

Pese a que las Fuerzas Militares tenían ubicados a más de 50 guerrilleros que hacían parte del grupo que vigilaba a la política y los otros 14 rehenes, el presidente Alvaro Uribe ordenó no atacarlos.

El gobierno argumentó que tomaron esa estrategia como una muestra de respeto a los derechos humanos y para evitar represalias contra los que siguen cautivos en la selva, gesto que elogió Betancourt.

"Los estoy esperando, les garantizamos que les va a ir mejor, van a recuperar su familia, van a recuperar su honor, van a recuperar su libertad", dice otro de los mensajes.

Betancourt también grabó mensajes que se transmitirán por radio y televisión, informó el Ministerio de Defensa.

El gobierno de Uribe, con el apoyo de Estados Unidos, mantiene una ofensiva militar contra las FARC a las que obligó a un repliegue estratégico que permitió al Ejército y a la Policía recuperar el control de extensas zonas montañosas y selváticas que antes dominaban los rebeldes.

La estrategia de seguridad, que incluyó el aumento del presupuesto militar, del número de efectivos y el pago de recompensas, permitió reducir los secuestros, los asesinatos, los ataques a la infraestructura y ha sido uno de los motores del crecimiento de la economía y de la inversión extranjera.

Adicionalmente, el Gobierno promueve un programa de deserción en el que ofrece beneficios jurídicos, acceso a salud, educación, empleo y subsidios a los guerrilleros que abandonen la lucha armada.

Desde que Uribe asumió el poder el 7 de agosto del 2002, más de 9,500 combatientes de las FARC se han desmovilizado, a lo que se suma la muerte y captura de miles de guerrilleros.

Según fuentes de seguridad, el grupo rebelde pasó de tener unos 17,000 combatientes en el 2002 a cerca de 9,000 ahora.

Ahora ve
No te pierdas