Colombia frustra 'venganza' de las FARC

Autoridades carcelarias del país descubrieron que la guerrilla planeaba rescatar rebeldes preso pretendían realizar el ataque contra la prisión en represalia por el rescate de Ingrid Betancou
La liberación de Betancourt fue un duro golpe para la guerri
BOGOTÁ (CNN) -

Las autoridades carcelarias de Colombia detectaron un plan de las FARC para atacar una prisión y liberar a cientos de rebeldes presos, en represalia por el rescate de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt y otros 14 rehenes, informaron el jueves fuentes militares.

Un comando de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) preparaba un ataque contra la cárcel de alta seguridad de Doña Juana, ubicada en las afueras del pueblo de La Dorada, en el departamento de Caldas, 120 kilómetros al noroeste de Bogotá, dijo una fuente del Instituto Penitenciario y Carcelario.

"La información que recibimos es que un comando planeaba atacar la cárcel desde el exterior y desde el interior recibiría el apoyo de los internos para lograr una fuga masiva", explicó.

En el centro carcelario están detenidos unos 2,000 reclusos, de los cuales más de 500 pertenecen a las FARC, el mayor grupo guerrillero izquierdista que enfrenta al Estado como parte de un conflicto interno de más de cuatro décadas.

Miembros de la guardia carcelaria ingresaron a la prisión e iniciaron una requisa en busca de armas y explosivos, mientras que tropas del Ejército y la Policía, apoyados por helicópteros artillados, redoblaron la vigilancia en los alrededores de la prisión, informó un oficial militar.

El Ejército asestó la semana pasada un fuerte golpe a las FARC al rescatar a Betancourt, tres estadounidenses y 11 efectivos de las Fuerzas Armadas que permanecieron secuestrados durante años en la selva.

Las autoridades militares y policiales aumentaron las medidas de seguridad sobre funcionarios, sedes del Gobierno e instalaciones de las Fuerzas Armadas, en prevención a posibles ataques de la guerrilla en reacción al rescate de los rehenes.

Los 15 rehenes liberados por el Ejército hacían parte de un grupo de 40 secuestrados que las FARC buscaban intercambiar con el Gobierno por 500 rebeldes presos.

Pero, de acuerdo con analistas, después del rescate de los rehenes de alto perfil, el grupo rebelde perdió capacidad de negociación.

En poder de las FARC continúan al menos 25 secuestrados de carácter político y el Gobierno del presidente Alvaro Uribe anunció que no descansará un solo día hasta lograr su liberación.

Ahora ve
No te pierdas