Irán no dará concesiones a EU en reunión

Teherán no muestra señales de ceder en el tema de su programa de enriquecimiento de uranio; EU y otras potencias se reunirán con Irán para negociar el cese de sus actividades atómicas.
TEHERÁN (CNN) -

Irán indicó el miércoles que no tenía intenciones de realizar grandes concesiones sobre su programa nuclear en una reunión de esta semana a la que asistirán potencias mundiales, incluyendo a Estados Unidos.

El líder supremo ayatollah Ali Khamenei dijo que Irán estaba listo para negociar pero no mostró señales de ceder respecto al asunto en el centro de la disputa: la negativa de Irán de cesar las actividades atómicas.

Estados Unidos mandará a un enviado de alto rango, el subsecretario de Estado William Burns, a una reunión en Ginebra para discutir la respuesta de Teherán a una oferta de incentivos si suspende el enriquecimiento de uranio, que Occidente cree que apunta a fabricar bombas.

El Gobierno de Bush dijo que enviar a Burns debía ser una señal para Teherán que indica su deseo de encontrar una solución diplomática al conflicto.

Pero Washington ha señalado que no se uniría a negociaciones completas a menos que Irán detenga su programa de enriquecimiento de uranio.

"Nada ha cambiado", dijo la portavoz de la Casa Blanca Dana Perino en Washington. "Si no aceptan esta oferta, uno, no habrá negociaciones y, dos, habrá sanciones adicionales", agregó.

Burns se unirá al jefe de Política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana, y a enviados de China, Rusia, Francia, Gran Bretaña y Alemania en las discusiones del sábado con el negociador nuclear iraní, Saeed Jalili.

El Gobierno de Estados Unidos había dicho con anterioridad que no se involucraría en las pre-negociaciones con la república islámica a menos que detenga el enriquecimiento, una demanda que funcionarios iraníes describieron como una "línea roja" para Teherán.

Irán se ha negado en reiteradas ocasiones a detener su trabajo nuclear más delicado, como demandaron las seis potencias antes de que las conversaciones formales pudieran comenzar sobre un paquete de beneficios económicos y otros que ofrecieron a Teherán.

Dicen que antes de sostener conversaciones preliminares sobre la oferta, Teherán debe congelar cualquier expansión de su programa nuclear a cambio de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas suspenda nuevas medidas de sanciones para Irán.

Irán no ha dado señales de que vaya a aceptar el congelamiento.

La república islámica, el cuarto productor de petróleo más grande del mundo, dice que quiere enriquecer uranio sólo para producir electricidad y exportar así más petróleo y gas.

"Hemos definido claramente líneas rojas", dijo Khamenei, la máxima autoridad de Irán.

"Si las partes negociadoras entran a las negociaciones con respeto hacia la nación iraní (...) y con el cumplimiento de estas líneas rojas, los funcionarios de nuestro país negociarán", dijo Khamenei en un discurso citado por la radio estatal.

Ahora ve
No te pierdas