Brown quiere menos tropas en Irak

El primer ministro británico viajó a ese país y dijo que busca reducir el número de sus soldado se prevé que el martes declare ante el Parlamento cuál es el futuro del Reino Unido en Irak.
Aunque expresó su deseo de reducir tropas, Brown declinó dar
BAGDAD (CNN) -

El primer ministro británico, Gordon Brown, realizó el sábado una visita no anunciada a Irak y declaró que busca reducir el nivel de soldados británicos en Irak, aunque se negó a fijar un cronograma para su retiro.

Luego viajó a Basora, el centro petrolero del sur del país, donde visitó a soldados británicos que controlaban la ciudad hasta que entregaron el mando a las fuerzas de seguridad iraquíes en diciembre pasado.

La violencia en Irak ha caído de forma dramática, y el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, dijo a una revista alemana que apoyaba la propuesta del aspirante demócrata a la presidencia estadounidense, Barack Obama, para que los soldados de su país se retiren de la guerra en un período de 16 meses.

La visita del líder británico es la más reciente de una serie de funcionarios de alto perfil que viajaron a Irak para apoyar al Gobierno de Maliki y promover las inversiones, aprovechando la mejor situación de seguridad en el país.

Gran Bretaña cedió 45,000 soldados a la invasión liderada en el 2003 por Estados Unidos para derrocar a Saddam Hussein, pero sólo permanecen unos 4,000, basados en un aeropuerto cerca de Basora, donde están entrenando a las fuerzas de seguridad iraquíes.

"Nuestra intención es reducir el número de nuestros soldados, pero no voy a dar un cronograma artificial por ahora", dijo Brown a periodistas que viajaban con él luego de reunirse con Maliki en Bagdad.

"Las pruebas para nosotros serán: ¿Cómo estamos cumpliendo con los objetivos que nos propusimos? ¿Qué progreso podemos demostrar?".

La oficina de Maliki dijo en un comunicado que Brown elogió las mejoras en seguridad logradas en Irak.

Su visita coincide con la creciente confianza del Gobierno iraquí en su capacidad para dar seguridad al país.

En una entrevista con la revista Der Spiegel publicada el sábado, Maliki dijo que quería que los soldados estadounidenses se retiraran de Irak lo más pronto posible.

"El aspirante presidencial estadounidense Barack Obama habla de 16 meses. Ese, creemos, sería un marco de tiempo correcto para un retiro, con la posibilidad de pequeños cambios", dijo.

Bush acepta ‘horizonte de tiempo’

Subrayando la creciente autoridad de Bagdad, esta semana Maliki y el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, acordaron fijar un "horizonte de tiempo" y reducir la cantidad de tropas estadounidenses en Irak.

Es lo más cerca que ha llegado el Gobierno de Bush a reconocer la necesidad de un cronograma para reducir la cantidad de soldados estadounidenses en Irak. Bush se ha opuesto a los plazos para el retiro de las tropas.

Se espera que el Gobierno de Brown, cuyo índice de aprobación en los sondeos de opinión ha caído en picada, realice el próximo martes una declaración ante el Parlamento sobre el futuro papel del Reino Unido en Irak.

Londres anunció en octubre pasado que planeaba recortar el número de soldados a 2,500 a partir de abril este año, reduciendo su participación en una guerra cuya impopularidad fue una de las causas del alejamiento prematuro del predecesor de Brown, Tony Blair, el año pasado.

Pero demoró la medida después de que milicias chiítas se resistieron ferozmente a un operativo del Gobierno en la provincia de Basora en marzo.

Ahora ve
No te pierdas