La gasolina hace estragos en Alaska

En una comunidad india del estado, el precio del combustible ha tocado los 8.55 dólares por gal el tránsito de autos diminuyó en Lime Village y los viajes en barco por el río son mejor planea
Ante el alaza del combustible, los habitantes de Lime Villag  (Foto: )
ANCHORAGE, Alaska (CNN) -

¿Piensa que sufre dolor en la gasolinera?. Considere a los residentes de Lime Village, Alaska, una comunidad estadounidense aislada de indios Denaina Athasbascan, donde los precios de la gasolina han tocado los 8.55 dólares el galón.

El precio está reduciendo severamente el tránsito por la aldea interior de Alaska, donde los vehículos de cuatro ruedas aguardan ociosos, dijo Ursula Graham, administradora del Consejo Tradicional de Lime Village.

"Nadie sale a conducir por diversión, eso es seguro", afirmó Graham.

Alaska, a pesar de su estatus de importante productor de petróleo, posee los precios promedio de gasolina más altos de todos los Estados Unidos, de acuerdo a la Asociación Americana del Automóvil.

Los precios de la gasolina regular promediaron el viernes pasado los 4.65 dólares el galón, comparado con el promedio nacional de 4.10 dólares, de acuerdo a la AAA.

Neal Fried, un economista del departamento de trabajo de Alaska, sostuvo que la situación irónica refleja la dura realidad de que la pequeña población del estado dificulta las economías de escala y la competencia del mercado.

"Incluso si se toma en cuenta toda Alaska, es un mercado muy pequeño", agregó.

Los altos precios del petróleo han ayudado al Gobierno estatal, que depende de los impuestos al petróleo, de regalías y tarifas para al menos el 80% de su ingreso general de operación. Alaska obtuvo más de 10,000 millones de dólares en ingresos de petróleo en el recién finalizado año fiscal, el doble del ingreso por el petróleo del año fiscal previo.

Fried destacó que el desarrollo de petróleo de la Pendiente Norte está muy ajetreado, que no sería el caso si el crudo estuviera a 30 dólares el barril.

"Hay más gente trabajando en la Pendiente de la que hemos contado nunca", dijo.

Pero los altos precios del combustible afectan a los pobladores individuales de Alaska, especialmente en áreas rurales sin acceso a carreteras exteriores, donde los despachos de productos de petróleo requieren esfuerzos extraordinarios y costosos.

Trineos de perros

El combustible que llega a Lime Village es enviado 1,800 millas (2,896 kilómetros) por barcaza desde Anchorage al centro de Bethel en el sudoeste de Alaska, transferido a otra gabarra para viajar por el río Kuskokwim y luego transportado por un pequeño avión hasta su destino final.

En una muestra representativa de las comunidades de Alaska, Lime Village tenía los precios de combustible más altos, de acuerdo a un estudio reciente de la Universidad de Alaska Anchorage.

La gobernadora Sarah Palin ha propuesto usar parte del gran superávit del presupuesto de Alaska para enviar por una vez cheques de alivio del precio de la energía de 1,200 dólares a todos los residentes, suspender el impuesto a la gasolina de 8 centavos de dólar por galón del estado y otras medidas para la asistencia inmediata.

La legislatura está considerando su petición en una sesión especial en marcha.

En tanto, en Lime Village, los viajes en barco por el río Stony son menos y son planeados más cuidadosamente. Los aldeanos combinan tareas como controlar las redes de pesca y recolectar leña, indicó Graham.

Un hombre incluso mudó su campamento de pesca, la cabaña para curar pescado con humo, desde un área alejada al centro de la aldea para poder evitar completamente el viaje en barco.

A los residentes les gusta la idea del pago de 1,200 dólares del estado, dijo Graham. Pero las soluciones de largo plazo continúan siendo escurridizas.

"Volver a los equipos de perros es una opción", dijo. "Es como una broma, pero no es una broma", agregó.

Ahora ve
No te pierdas