Argentina analiza cambios en el gabinete

El gobierno considera el reemplazo del secretario de Agricultura con el fin de salvar la crisis el rechazo del proyecto de impuestos a las exportaciones agropecuarias fue un revés para Fernán
BUENOS AIRES (CNN) -

El gobierno argentino analiza el lunes posibles cambios en el gabinete, para maquillar su primera gran derrota política y recuperar el apoyo popular tras una extensa disputa con el sector agropecuario que dejó herida a la gestión de la presidenta Cristina Fernández.

La mandataria ya habría tomado la decisión de desplazar al secretario de Agricultura, Javier De Urquiza, dijeron a Reuters dos fuentes del gobierno, en la que sería la primera baja tras el fracaso oficial de la semana pasada en el Congreso, que no le aprobó un proyecto de alza de impuestos a las exportaciones agrícolas.

La salida de De Urquiza es "una muerte anunciada", dijo a la televisión Hugo Biolcati, vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina, una de las entidades que se enfrentó con el gobierno.

El sector rural resistió a lo largo de cuatro meses el proyecto oficial, que elevaba la carga impositiva sobre la soja, el mayor cultivo del país. Realizó huelgas y cortes de carreteras que tensaron al máximo la relación con las autoridades.

La imagen positiva de la mandataria se derrumbó unos 30 puntos porcentuales este año por el extenso conflicto, en el que el gobierno optó por confrontar con dureza con el sector en lugar de negociar, para lo que recurrió a masivos actos en las calles y agresivos discursos.

El malestar popular por la obcecada reacción del gobierno -y especialmente del ex presidente Néstor Kirchner, que tiene gran influencia en la gestión de su esposa, la actual mandataria- se sumó al otro gran motivo actual de malhumor social: la alta inflación.

En medio de una situación cada vez más tensa, Fernández buscó el apoyo del Parlamento al alza impositiva, pero el revés de la semana pasada significó una contundente derrota para el gobierno, que apostó a que la medida fuera aprobada sin cambios.

Para darle un cierre formal al conflicto, el Ministerio de Economía publicó el lunes en el Boletín Oficial las resoluciones que desactivan totalmente el aumento de impuestos aplicado en marzo a las ventas externas de granos y derivados.

El feroz conflicto alteró los precios de los mercados globales de materias primas y afectó el crecimiento de la economía doméstica en los últimos cuatro meses.

Argentina es uno de los mayores proveedores globales de trigo, soja y maíz, cuyos precios se encuentran a valores históricamente altos en las plazas mundiales.

Aerolíneas Argentinas

Junto con los cambios de funcionarios, el gobierno analiza otras medidas que muestren que no está paralizado tras el enfrentamiento con los chacareros.

Fernández tendrá este lunes un acto en el que será anunciada formalmente la estatización de la línea bandera Aerolíneas Argentinas, cuyos graves problemas financieros suelen derivar en demoras y cancelaciones de vuelos que enfurecen a los pasajeros.

La decisión de comprarle la endeudada aerolínea -junto con la firma asociada Austral- al grupo español Marsans ya se conocía desde la semana pasada, pero Fernández tendrá a su cargo el anuncio formal del traspaso.

La empresa tiene una deuda global de 890 millones de dólares y la compra por parte del Estado debe ser ratificada por el Congreso.

Finalmente, el gobierno anunciará el superávit fiscal primario de junio, que según una fuente oficial superaría los 2.000 millones de pesos -una cifra similar a la del año pasado- lo que podría servir al Ministerio de Economía para mostrar que la disputa con el agro no dañó las cuentas públicas.

Ahora ve
No te pierdas