México y Cuba estudian pacto migratorio

Los países buscan frenar el tráfico ilegal de personas y facilitar la emigración legal; ambas naciones negociarán durante dos meses el tema y podrían formalizar el acuerdo en septiemb

México espera firmar en septiembre un acuerdo migratorio con Cuba para frenar el flujo de ilegales cubanos que atraviesan su territorio con destino a Estados Unidos, dijo el martes el embajador mexicano en la isla, Gabriel Jiménez.

El acuerdo será negociado durante los próximos dos meses y suscrito en una visita del canciller cubano, Felipe Pérez Roque, a México del 11 al 12 de septiembre.

"Creo que estamos muy cerca (...) Estamos optimistas de que se arregle esto en la visita de Pérez Roque a México", dijo Jiménez a periodistas en La Habana.

Alrededor de 11,500 cubanos ingresaron a Estados Unidos a través de México en el año fiscal terminado en septiembre del 2007, más del doble de la cantidad que lo hizo por mar.

Los cubanos pagan hasta 15,000 dólares a traficantes que los llevan en lanchas rápidas a México, llegan hasta la frontera con Estados Unidos y entran sin contratiempos, amparados por una ley que les facilita la residencia con argumentos políticos.

Negociadores de las cancillerías de Cuba y México se reunirán el miércoles y jueves en La Habana para discutir cómo combatir el tráfico ilegal de inmigrantes y facilitar la emigración legal.

"Se están buscando mecanismos o procedimientos tomando en consideración la alta sensibilidad que representa este tema para los cubanos, pero también buscando la comprensión de los cubanos por el problema que significa para México este desorden en la inmigración ilegal", dijo Jiménez.

México quiere agilizar los mecanismos para la emigración legal y estudia la posibilidad de aumentar el número de visas emitidas a cubanos, actualmente entre 18,000 y 24,000 anuales.

Uno de los temas que será discutido en la reunión de esta semana en La Habana es cómo vencer los reparos de Cuba a aceptar la repatriación de sus ciudadanos que ingresan a México a través de América Central.

El acuerdo migratorio es parte del proceso de normalización de las relaciones de Cuba y México, que tocaron fondo en el 2004 debido a los roces políticos entre el ex presidente cubano Fidel Castro y el ex mandatario mexicano Vicente Fox.

A comienzos de este año, México reestructuró una deuda cubana de unos 400 millones de dólares y reestableció líneas de crédito comercial para exportar a la isla.

Ahora ve
No te pierdas