Bush quiere heredar 'agenda de libertad'

El presidente de EU exhortó a su sucesor a continuar con la promoción de la democracia en el mu los temas del mandatario estadounidense también incluyen los derechos humanos y el libre comerc
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, exhortó el jueves a su sucesor a continuar con lo que describió como su "agenda de libertad" en la promoción de los derechos humanos, la democracia y el libre comercio en todo el mundo.

Bush, que tiene seis meses por delante en el cargo, salpicó un discurso para conmemorar la "Semana de las Naciones Cautivas" con frases como "en los años por delante" y "el desafío para los futuros presidentes y futuros congresos", una referencia a sus últimos días en la Casa Blanca.

El presidente estadounidense habló apenas horas antes de que el aspirante demócrata a la Casa Blanca, el senador Barack Obama, diera un discurso en Alemania durante un viaje a Europa y Oriente Medio, considerado como un esfuerzo por mostrar sus credenciales en política exterior.

"Durante los últimos siete años, nos expresamos en contra de los abusos a los derechos humanos por parte de regímenes tiranos como los de Irán, Sudán, Siria y Zimbabue", dijo Bush.

"Hemos hablado honestamente sobre derechos humanos con naciones con las que tenemos buenas relaciones, como Egipto, Arabia Saudita y China", agregó.

Bush pidió nuevamente la liberación de los prisioneros políticos, mencionando específicamente a Ayman Nour de Egipto, Aung San Suu Kyi de Myanmar, Oscar Biscet de Cuba y Riad Seif de Siria.

"El desafío para los futuros presidentes y futuros congresos es asegurar que Estados Unidos esté siempre con aquellos que buscan la libertad, y nunca dudar en despertar la conciencia sobre los abusos a los derechos humanos en todo el mundo", anunció Bush.

Activistas de los derechos humanos y otros critican a Bush por crear la instalación de detención en la base naval de Estados Unidos en Bahía de Guantánamo, Cuba, en donde supuestos terroristas han estado retenidos durante años luego de los ataques del 11 de septiembre del 2001.

Los activistas dicen que el duro trato a prisioneros en Afganistán e Irak y la práctica de trasladar secretamente a los detenidos a terceros países, en donde los críticos dicen que fueron torturados, socavaron la credibilidad de Estados Unidos como defensor de los derechos civiles.

Encuestas de opinión pública muestran a Bush dirigiéndose a sus últimos meses en el cargo con bajos niveles de popularidad debido a la guerra de Irak y la crisis económica.

"Eliminamos regímenes en Afganistán e Irak que amenazaban a nuestros ciudadanos y a la paz en el mundo", dijo Bush. "Y ahora estamos ayudando al pueblo de esas dos naciones a combatir a los terroristas que quieren establecer nuevos refugios desde donde lanzar ataques contra Estados Unidos y nuestros amigos".

Ahora ve
No te pierdas