Obama, tras el voto musulmán

Aunque representan pocos votos, el demócrata no puede arriesgarse en una elección tan cerrada; un sondeo reveló que 63% de los musulmanes estadounidenses se considera demócrata o afín.
El 12% de los estadounidenses piensa erróneamente que Obama
CHICAGO (CNN) -

Barack Obama debería poder contar con un fuerte apoyo entre los musulmanes estadounidenses para la elección de noviembre, si las encuestas apuntan correctamente, pero está en riesgo de ofender a algunos miembros de dicha fe al explicar que no profesa el Islam.

La cantidad de votos en juego es pequeña, dado que los musulmanes representan sólo una fracción de la población de Estados Unidos y que no hay cifras claras sobre cuántos están registrados para votar.

Pero con una historia reciente de elecciones presidenciales cerradas, no puede descontarse ningún voto cuando el demócrata Obama, quien sería el primer presidente negro en caso de ganar, enfrente al republicano John McCain.

Un sondeo de Pew Forum on Religion and Politics reveló que el 63% de los musulmanes estadounidenses se considera a sí mismo demócrata o inclinado en esa tendencia, en comparación con el 11% que se declaró republicano o que se siente identificado con dicho partido.

Al mismo tiempo, aproximadamente el 12% de los estadounidenses piensa que Obama es musulmán, una idea equivocada que ha persistido durante meses y que es alimentada por rumores de Internet.

La delicada cuestión estuvo nuevamente en las noticias cuando The New Yorker publicó en su portada una caricatura satírica representando a un Obama vistiendo como árabe y a su esposa, portando un arma, en el Salón Oval de la Casa Blanca, con una bandera estadounidense quemándose en la chimenea.

También ha habido reportes no confirmados respecto de que la campaña de Obama planea designar un enlace para la comunidad musulmana.

Una sección sobre religión en el sitio de internet de Obama, "Fight the Smears", que fue creada para lidiar con dichos rumores, califica las afirmaciones que indican que es musulmán como una "mentira" y afirma que "nunca fue musulmán, no fue criado como musulmán, y es un cristiano comprometido".

"Sabemos que no es un musulmán, ¿pero a quién le importa si lo es?", dijo Sofian Zakkout, director del American Muslim Association of North America.

La atracción de Obama es su promesa "de reunir a las comunidades", agregó Zakkout, y "no esperamos que venga y nos diga: 'Estoy con ustedes'. No necesitamos eso".

Pero Saaqib Rangoonwala, editor en jefe de Southern California InFocus, un periódico musulmán, prevé una elección cerrada en la que los "votos musulmanes estadounidenses serán necesarios y es tiempo que los musulmanes asuman una posición (...)".

"Los musulmanes no merecen menos tiempo de Obama que los otros grupos con los que se ha reunido", dijo.

Ahora ve
No te pierdas