México y Brasil concentran casos de VIH

Ambos países reúnen la mayoría de personas que viven con el virus en América Latina; Brasil cuenta con 730,000 casos y México suma 200,000 de los 1.7 millones en la región.
El padecimiento de esta enfermedad es causa de violaciones a
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

América Latina presenta una epidemia de VIH relativamente estable con 1.7 millones de personas que viven con el virus, la mayoría de las cuales se encuentran en Brasil y México, informó el martes el programa de Naciones Unidas sobre Sida.

Brasil se mantiene como el país con el mayor número de personas con VIH con unas 730,000, seguido de México con más de 200,000.

Colombia ocupa el tercer lugar con 170,000 personas infectadas y Argentina el cuarto con 120,000. Guatemala es el país de Centroamérica con la más alta cifra: 59,000.

En su ''informe sobre la epidemia mundial de sida'', la agencia de la ONU señaló que pese a esa relativa estabilización, en 2007 se presentaron unas 140,000 nuevas infecciones en América Latina y murieron unas 63,000 como consecuencia de enfermedades relacionadas con el síndrome.

El director para Latinoamérica de ONUSIDA, César Núñez, dijo el martes en rueda de prensa que las cifras evidencian la necesidad de buscar una respuesta a largo plazo y, sobre todo, reforzar la prevención.

''No vamos a dejar de enfatizarlo: el mensaje para nosotros es la prevención, la prevención y la prevención, (porque) no va a haber fondos suficientes para pagar los tratamientos que puedan ser requeridos por las nuevas infecciones; de hecho aún hoy día se dan cinco nuevas infecciones por cada dos personas que entran a tratamiento'', señaló durante la presentación regional del informe en México.

Los resultados fueron divulgados cinco días antes de que en México se inaugure la XVII Conferencia Internacional del Sida.

La ONU destacó que aunque Brasil tiene cerca de un tercio de todas las personas con VIH de Latinoamérica, esa nación sudamericana ha puesto en marcha un enfoque simultáneo para asegurar el acceso a servicios tanto de prevención como de tratamiento, lo cual ''ha ayudado a mantener estable su epidemia''.

Núñez advirtió que en los últimos años el número de mujeres infectadas con el virus ha ido en aumento hasta llegar en 2007 a unas 550,000. En 2001 se estimaban que la cifra era de 450,000.

''Estamos ante las puertas de la feminización'' del sida, dijo.

El representante de la Organización Panamericana de la Salud en México, Philippe Lamy, destacó que América Latina tiene la tasa más alta de cobertura en tratamientos con antiretrovirales (62%), lo cual es ''satisfactorio, pero no suficiente'', por lo que se sumó al llamado de Núñez de reforzar la agenda de prevención.

El representante de ONUSIDA para la región refirió que la principal transmisión del VIH en la región se da entre hombre que tienen relaciones sexuales con hombres.

Tan sólo en México, el 57% de los diagnósticos de VIH se han atribuido a relaciones sexuales entre hombres sin protección.

El informe encontró que elevados niveles de prevalencia del virus entre las prostitutas en Centroamérica que, por ejemplo, en Honduras llega a 10%, en Guatemala 4% y en El Salvador 3%.

Además, en algunas partes de América del Sur sigue siendo importante la transmisión como resultado del consumo de drogas inyectables. Refirió que en Argentina, el 5% de las nuevas infecciones ocurrió por esa vía entre 2004 y 2005.

Pese al elogio a Brasil por la estrategia para estabilizar la epidemia, ONUSIDA advirtió que hay una elevada prevalencia de VIH entre los presos, y refirió que un 6% de los reclusos hombres que se sometieron a una prueba del VIH en una prisión de Sao Paulo dieron positivo.

''Los niveles de conocimiento del VIH entre los reclusos parecen ser altos, pero el acceso a los servicios de prevención del VIH en las cárceles sigue siendo insuficiente'', señaló el informe.

Según cifras entregadas el martes en Montevideo por el Programa de Prevención de Infecciones de Transmisión Sexual y Sida (ITS/SIDA), se indica que en Uruguay hay más de 10,000 enfermos de VIH y sida a noviembre de 2007.

La transmisión del virus por vía sexual sigue siendo la predominante en la sociedad uruguaya (71.9%), sobre la transmisión sanguínea (24.6%), seguidas luego por la transmisión perinatal (3.5 %).

Respecto al sexo de los infectados el 74.9% son hombres y el 25.1% mujeres, éstas en sus máximos porcentajes desde que comenzó la epidemia. Según los datos difundidos en el informe epidemiológico ''se observa un lento pero constante aumento de los porcentajes femeninos que ya llegan a la cuarta parte de los casos''.

Ahora ve
No te pierdas