COI admite bloqueo de China en Internet

El organismo Olímpico llegó a un acuerdo con el país asiático para 'congelar' algunas páginas W previamente la comisión de prensa dijo que los periodistas tendrían acceso ilimitado en la Red.
El Comité Organizador de Pekín dijo que los informadores no  (Foto: )
PEKÍN (CNN) -

Miembros del Comité Olímpico Internacional (COI) alcanzaron un acuerdo con China para permitir el bloqueo a los medios de páginas de Internet sensibles durante los Juegos Olímpicos de Pekín, admitió el miércoles el jefe de prensa del organismo, Kevan Gosper.

Gosper había insistido antes en que el acceso a Internet para los 21,500 miembros de los medios de comunicación acreditados para los Juegos de este mes sería "abierto".

"Eso creía, y lo he expresado regularmente, que los medios internacionales disfrutarían de acceso libre y abierto a Internet durante el tiempo de los Juegos para informar sobre los Juegos Olímpicos y que la censura no sería un problema", afirmó el australiano.

"Siento que ahora parezca que el BOCOG (el comité organizador de Pekín) haya anunciado que habrá limitaciones al acceso a ciertas páginas durante los Juegos", dijo.

Algunas páginas con contenido político, religioso o informes sobre derechos humanos no estaban accesibles el miércoles en el principal centro de prensa en Pekín.

"Aunque entiendo que el material sensible no relacionado con los Juegos sigue siendo un problema para los chinos, creo que el BOCOG y el COI deberían haber transmitido antes un mensaje claro a los medios internacionales, sobre hasta qué punto afecta esto al acceso a Internet", afirmó.

"También entiendo ahora que algunos miembros del COI negociaron con los chinos que algunas páginas sensibles serían bloqueadas, basándose en la idea de que no se consideraban relacionadas con los Juegos", agregó.

China se ha comprometido a ofrecer a los medios la misma libertad para informar sobre los Juegos que disfrutaron en ediciones anteriores, y en enero del 2007 relajó sus controles sobre los periodistas extranjeros que trabajan en el país.

Sin embargo, el miércoles aún no se podía acceder desde la conexión a Internet del centro principal de prensa de Pekín a la página Web de Amnistía Internacional, que el lunes publicó un informe en el que denunciaba la falta de cumplimiento de las promesas de China sobre derechos humanos.

Otras páginas, principalmente las relacionadas con el grupo religioso Falun Gong, eran también inaccesibles para los periodistas.

Sin problemas

No obstante, el BOCOG afirmó que la censura no impedirá que los reporteros realicen su trabajo en los Juegos.

"Vamos a hacer lo más que podamos para facilitar que los medios extranjeros puedan desarrollar su tarea informativa en Internet", afirmó el portavoz del BOCOG Sun Weide en una rueda de prensa.

"Les recuerdo que Falun Gong es una maligna religión falsa que fue proscripta por el Gobierno chino. Lo que yo dije fue que proveeríamos el acceso conveniente a Internet a los periodistas extranjeros para que puedan informar en los Juegos", aclaró.

John Coates, presidente del Comité Olímpico Australiano, manifestó en una rueda de prensa anterior estar "decepcionado" de que internet haya sido censurada y agregó que la libertad de prensa y la transparencia eran vitales para la Carta Olímpica.

A pesar de las nuevas regulaciones, los medios extranjeros en China continúan con sus quejas acerca del acoso por parte de las autoridades. La organización Human Rights Watch publicó este mes un informe en el que denunciaba que el país anfitrión no estaba cumpliendo con sus compromisos.

Liu Binjie, quien encabeza el Ministerio de Prensa y Publicaciones chino, dijo a la agencia de noticias Xinhua que tales críticas difamaban a China "con estereotipos construidos con habladurías y prejuicios mentales, alejados de la realidad".

La ministra también expresó que se estaban trazando nuevas regulaciones mediáticas para reemplazar a las establecidas para los Juegos, las cuales caducarán en octubre.

"La puerta que China abrió a los medios extranjeros no se cerrará después de los Juegos", dijo Liu Binjie.

"Consideramos a la cobertura periodística del terremoto del 12 de mayo y de las Olimpíadas como una 'importante prueba' de las reformas del sistema de operación mediática, la cual posibilitará la construcción de un sistema informativo más abierto y transparente al finalizar el gran evento", explicó.

China recibió elogios por su apertura a la cobertura periodística internacional del terremoto de Sichua, que dejó casi 70,000 personas muertas.

Aquella actitud contrastó con la que mostró en el período posterior a los disturbios de marzo en el Tíbet, cuando los medios extranjeros vieron prohibida su entrada a la región del Himalaya, salvo por excursiones cuidadosamente planeadas y cuyo acceso fue limitado un puñado de periodistas.

Ahora ve
No te pierdas