La gasolina, factor de inflación

Para el sector privado el alza en los pronósticos de Banxico se debe a los precios del energéti además, critica la falta de claridad sobre el rumbo de los precios al consumidor.
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

La revisión al alza en el pronóstico de inflación del Banco de México (Banxico) responde al impacto del aumento silencioso en el ritmo de ajuste mensual de los precios de las gasolinas y el diesel desde el mes pasado, consideró el CEESP.

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) expuso que ni Petróleos Mexicanos (Pemex) ni la Secretaría de Hacienda han hecho explícita esta mecánica, pero que el Banco Central ya menciona en su último informe de inflación como un mecanismo que parece continuará en los próximos meses.

En opinión del CEESP, esto explica en parte la diferencia entre los pronósticos de inflación del sector privado para este año, que la ubican en 5.07%, y los del Banxico, en un rango entre 5.50 y 6.0% promedio para el último trimestre de 2008.

Señaló que en su informe de inflación para el periodo abril-junio, el Banxico hace un exhaustivo análisis del comportamiento de los precios al consumidor y muestra además un escenario económico menos favorable para la segunda mitad del año, ajustando a la baja su pronóstico de crecimiento del PIB y del empleo.

El instituto central prevé que el avance de la economía en 2008 estará en un rango de 2.25-2.75%, después de que el trimestre pasado estimara un rango de 2.40-2.90%, refirió el organismo dependiente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en su publicación semanal "Análisis económico ejecutivo".

En el caso del empleo, agregó, estima que durante este año se dé cabida a 370,000 trabajadores en el sector formal, después de haber previsto un aumento de 530,000 en su informe pasado.

No obstante, lo que más llama la atención es el ajuste al alza en su pronóstico de inflación y aunque esperado, dado el desempeño de los precios internacionales de energéticos y otras materias primas, el margen de la corrección refleja presiones inflacionarias mucho más marcadas que las percibidas por la mayoría de los especialistas.

La reciente Encuesta Sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado muestra una corrección al alza en su pronóstico de inflación para 2008 a 5.07%, sin embargo está muy alejado del rango de 5.50-6.0% que el Banxico prevé como promedio para el último trimestre, anotó.

"Aunque es claro que los precios al consumidor seguirán resintiendo los efectos de las cotizaciones del exterior, la previsión del Banxico parece estar respondiendo principalmente al impacto del aumento silencioso que se está dando en el ritmo de ajuste mensual de los precios de las gasolinas y el diesel desde el mes pasado", consideró el CEESP.

Al externar su preocupación por la falta de claridad en la información, recordó que cuando se dio el aumento en el desliz de los precios en julio pasado, la Secretaría de Hacienda señaló que el ajuste no impactaría de forma importante la inflación, pero no mencionó que este mecanismo se extendería por más tiempo.

De esta forma, señaló, se dejó sin efecto lo avalado por el Congreso a principios del año: un desliz de dos centavos durante 18 meses.

En este escenario, será muy importante el papel del Banxico en materia de política monetaria, sobre todo en un entorno en el que se estima un menor crecimiento económico y un ritmo de inflación más elevado, aunque ayudará la perspectiva de que la dinámica de los precios internacionales es temporal y empezará a moderarse en 2009, concluyó.

Ahora ve
No te pierdas