China sufre atentado, mueren 16 policías

Un ataque con granadas en la región de Xinjiang causó la muerte de los cuerpos policiacos; las autoridades locales sospechan que fue un ataque terrorista.
PEKÍN (CNN) -

Este lunes, la región de Xinjiang se vio afectada por un presunto atentado terrorista que dejó un saldo de 16 muertos, todos ellos miembros de las fuerzas de seguridad.

La policía dijo que el ataque con granadas que causó la muerte de sus efectivos era un "presunto atentado terrorista" cuatro días antes del comienzo de los Juegos Olímpicos, informaron medios locales.

La agencia estatal de noticias Xinhua dijo que dos personas manejaban un camión con el que atacaron a la policía fronteriza en Kashgar, hogar de la etnia islamista uighur que resiste el control chino en la región.

"Los atacantes se bajaron del camión luego de que el vehículo giró para chocar contra un alambrado", informó la agencia en un reporte en inglés. "Las personas arrojaron dos granadas contra las barracas, causando la explosión", agregó el informe.

Los atacantes también acuchillaron a los policías.

La policía local sospecha que fue un "ataque terrorista", según el reporte de la agencia.

Xinjiang ha sido el principal foco de temores en cuanto a potenciales conflictos de seguridad en el marco de las inminentes Olimpiadas.

Gran parte de la uighures están enfrentados con el gobierno chino por los controles sobre su religión, y se oponen también a la presencia allí de la numerosa etnia Han.

Algunos grupos uighures abogan por la creación de un "Turkestán Oriental" independiente de China.

La policía "recibió pistas que sugerían que el 'Movimiento Islámico Turkestán Oriental' planeaba relizar ataques terroristas entre el 1 y el 8 de agosto, justo antes de la apertura de los Juegos en Pekín", dijo Xinhua.

Kashgar es una ciudad de fuerte composición musulmana, con unos 200,000 habitantes y situada en el sur de Xinjiang.

La antorcha olímpica pasó por allí en junio en el marco de su gira de relevos, bajo un fuerte operativo de seguridad.

Funcionarios contactados por teléfono no brindaron más detalles.

El coronel Tian Yixiang, principal oficial militar chino a cargo de la seguridad olímpica, había dicho el viernes que "grupos terroristas de Turkestán Oriental" representaban la principal amenaza a la estabilidad durante los Juegos.

China afirmó haber frustrado complots terroristas destinados a ensombrecer las Olimpiadas, y en los primeros seis meses de este año la policía detuvo a decenas de personas en Xinjiang por supuestos planes de sabotear los Juegos, según medios estatales chinos.

Pekín acusa a militantes uighures de operar con la red terrorista internacional Al Qaeda para lograr la independencia de esa región, aunque recientemente negó declaraciones de un grupo autodenominado Partido Islámico de Turkestán, que se atribuyó una serie de atentados explosivos en el país.

Defensores de los derechos humanos y uighures exiliados acusan al gobierno chino de exagerar las amenazas de violencia en Xinjiang y de provocar el descontento al extender la presencia de la etnia Han allí.

Los uighures conforman ahora un poco menos de la mitad de la población de Xinjiang, de 20 millones de habitantes, según estadísticas oficiales.

Ahora ve
No te pierdas