Tormenta Edouard pone en alerta a EU

El fenómeno se ubica al norte del Golfo de México, amenazando con tocar Texas y Louisiana; las firmas petroleras que operan en la zona se preparan para evacuar a sus trabajadores.
HOUSTON (CNN) -

La tormenta tropical Edouard se movía este lunes a través del norte del Golfo de México, amenazando con tocar tierra en la costa de los estados de Texas y Louisiana con una fuerza cercana a la categoría de huracán.

Edouard, la quinta tormenta tropical de la temporada 2008 de huracanes del Atlántico, ha alcanzado vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora (85 kilómetros por hora), según un reporte del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH).

La tormenta, que se formó el domingo cerca de la zona de producción de gas y petróleo del norte del Golfo de México, se ubicaba a unas 80 millas (135 km) al sur-suroeste de Grand Isle, Louisiana, y a 285 millas (460 km) al este-sudeste de Galveston, Texas.

Se movía al oeste a unas 8 millas por hora (13 kph) y los meteorólogos dicen que podría traer consigo cerca de 6 pulgadas (15 centímetros) de lluvia.

El Centro de Huracanes dijo que se esperaba que Edouard ganara fuerza, con vientos de cerca de 74 millas por hora (119 kph) en la categoría de huracán, cuando toque tierra por la mañana del martes.

Una advertencia de tormenta tropical entró en vigencia desde la boca del Río Mississippi, en Lousiana, hasta el paso San Luis, al sur de Galveston.

Gran parte de la producción petrolera costa afuera de Estados Unidos está en la posible trayectoria de la tormenta, que también podría amenazar refinerías de la costa del Golfo de México.

Las compañías petroleras han estado trabajando para reforzar las plataformas de manera que soporten la fuerza de los vientos de un huracán.

Empresas petroleras y de gas natural como Exxon Mobil Corp se preparaban para posibles evacuaciones de las plataformas que mantienen costa afuera.

Hasta ahora, la tormenta no ha afectado la producción de las plataformas costa afuera en el área que proporciona alrededor de un cuarto del crudo del país y un 15% de gas natural.

Una serie de poderosos huracanes en el 2004 y el 2005, incluyendo a Katrina, derribaron plataformas petroleras, dañando además las tuberías de gas que se encuentran en el Golfo.

En la actual temporada de huracanes, que comenzó el primero de junio y se extiende por seis meses, dos de las cuatro tormentas registradas han alcanzado la categoría de huracán.

Julio pasado fue uno de los más activos en la presencia de tormentas desde el inicio de las mediciones por temporada en 1851.

La temprana e inusualmente vigorosa actividad ha llevado a los expertos en tormentas a creer que las predicciones de una temporada promedio podrían no ser certeras.

Entre las tormentas de este año, el huracán Dolly tocó tierra en la costa sur de Texas el 23 de julio inundando la zona con un enorme aguacero, aunque causando solo daños menores.

El huracán Bertha alcanzó territorio de las Bermuda y se convirtió en la octava tormenta más larga que se tenga registro, antes de debilitarse sobre las frías aguas del Atlántico norte.

Ahora ve
No te pierdas