EU alista ejecución de mexicano en Texas

José Medellín fue llevado al pabellón de la muerte para ser ejecutado por medio de inyección le fue sentenciado a muerte por participar en el asesinato de dos adolescentes hace 15 años.
HUNTSVILLE, Texas, EU (AP) -

Un mexicano encarcelado en Texas parece estar próximo a ser ejecutado, a pesar de denuncias internacionales de que no se le otorgó acceso a su consulado cuando fue detenido.

José Medellín fue trasladado al pabellón de la muerte de la cárcel de Huntsville. Fue condenado a muerte por participar con otros pandilleros en la violación, golpiza y estrangulamiento de dos adolescentes hace 15 años.

Medellín, de 33 años, está sentenciado a la aplicación de la inyección letal en un caso que ha generado atención internacional por su argumento de que no se le permitió solicitar apoyo legal al consulado mexicano después de que fue detenido por la muerte de las dos jóvenes.

La noche del lunes Medellín fue trasladado de una prisión en las afueras de Livingston a la cárcel de Huntsville, donde sería el quinto reo ejecutado en Texas este año. La transferencia tuvo lugar después que la Junta de Perdón y Libertad Condicional de Texas rechazó las peticiones para que le otorgara la clemencia y la suspensión de la condena.

''La acción de la junta va contra el beneficio de la nación y pone en riesgo la seguridad de millares de estadounidenses que viajan y viven en el extranjero'', dijo Donald Donovan, uno de los abogados de Medellín, en posible alusión a la advertencia de la Embajada de Estados Unidos en México sobre posibles protestas allí el martes. ''Ahora debemos depender de la Corte Suprema de Estados Unidos para evitar que Texas viole un compromiso adoptado por el presidente y el Senado en nombre del país en general''.

El Tribunal Internacional de Justicia, conocido también como la Corte Mundial, afirma que Medellín y otros 50 mexicanos sentenciados a la pena capital en Estados Unidos deben recibir nuevas audiencias en cortes estadounidenses para determinar si el tratado de asistencia consular de 1963 fue violado durante sus detenciones. Medellín es el primero del grupo con la ejecución programada.

Los abogados de Medellín aseguran que le fue negada la protección de la Convención de Viena, la cual estipula que los extranjeros detenidos tengan acceso a los consulados de su país.

El presidente George W. Bush ha pedido a los gobiernos estatales que revisen los casos, pero la Corte Suprema de Justicia dijo este año que ni el mandatario ni la corte internacional pueden detener las acciones legales de Texas.

Los simpatizantes de Medellín dicen que al Congreso o a la legislatura de Texas se les debe dar la oportunidad de aprobar una ley que fije los lineamientos para nuevas audiencias antes de que se determine si se le ejecuta.

Los abogados de Medellín pidieron el lunes a la Corte Federal de Apelaciones del 5to Circuito que suspenda la pena y otorgue permiso para interponer una nueva apelación en su nombre. También se mantenían a la espera de noticias de la Corte Suprema estadounidense, a la que pidieron el viernes que detenga la ejecución hasta que pueda aprobarse una legislación para formalizar las revisiones del caso.

La Secretaría de Justicia de Texas exhortó el lunes a la Corte Suprema a rechazar las apelaciones, por considerar que la ejecución ''se apega totalmente al derecho internacional'', e hizo notar que los jueces ya han fallado que las decisiones de la Corte Mundial no son leyes estadounidenses y no son vinculantes en los tribunales de Estados Unidos.

Ahora ve
No te pierdas