Cadena perpetua es insuficiente: IP

México tiene una pena máxima de 70 años de cárcel y eso no inhibe los secuestros; el ICESI demanda la aplicación de las penas para reducir la delincuencia.
La impunidad prevalece en México, un mínimo de delincuentes
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Con "azoro" recibió el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre la Inseguridad (ICESI) la propuesta del presidente Felipe Calderón de aplicar cadena perpetua a secuestradores, ya que desde el año pasado hay una iniciativa en el Senado con esa propuesta.

“Me extraña que se haya hecho una conferencia para anunciar una propuesta que estaba ya hecha y en el Senado”, dijo Luis de la Barreda, presidente del ICESI , auspiciado por las principales cúpulas empresariales del país.

Para el expresidentes de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal una propuesta de cadena perpetua para secuestradores es bienvenida aunque en México prácticamente se puede aplicar ya que la pena máxima de prisión para los delincuentes alcanza los 70 años, casi el doble que en países europeos, en España es de 40 años.

“Lo que puede disuadir a un delincuente potencial de cometer el delito es la certeza de que la pena se le va  a aplicar y eso no ocurre en México por la alta impunidad”, dijo en entrevista De la Barreda.

Según estudios del ICESI solo 12% de los de los delincuentes denunciados fueron consignados y de ellos solo 8% recibieron una sentencia condenatoria, lo que significa que 0.67% de los más de 11 millones de delitos al año son castigados.

El presidente Calderón informó la mañana de este jueves que enviará una nueva iniciativa de ley, ahora a la Cámara de Diputados, para penalizar el secuestro hasta con cadena perpetua a secuestradores que hayan sido o sean policías; a quien secuestre a menores de edad o personas incapaces; a quienes mutilen, torturen y asesinen a sus víctimas; y a quien secuestre a un menor y lo pretenda llevar a otro país con fines de lucro.

El secuestro de Martí

La segunda propuesta presidencial se presentó tras el secuestro y asesinato del niño Fernando Martí, hijo de Alejandro Martí, fundador de Grupo Martí, lo que provocó a su vez  el reclamo de políticos y hombres de negocios por mayor seguridad.

Ahora ve
No te pierdas