Víveres escasos amenazan a gente con VIH

El impacto de la crisis alimentaria hacia los infectados se subestima, apuntan especialistas; los medicamentos antiretrovirales no funcionan si los pacientes no están debidamente alimentado
El precio de los granos también resiente la volatilidad de l  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

La reducción de la disponibilidad de alimentos en el mundo agrava el panorama de quienes padecen sida, muchos de los cuales viven en situación precaria y al padecer hambre su situación empeora porque los fármacos que toman pierden efectividad.

Los medicamentos antiretrovirales no funcionan si los pacientes no están debidamente alimentados, afirmó el jueves Robin Jackson consejera especial de ONUSIDA, la entidad de las Naciones Unidas dedicada a trabajar para combatir la epidemia.

''Si proporcionamos tratamiento a las personas sin asegurarnos que tienen suficiente para comer es como si enviamos a nuestros hijos a la escuela sin ningún tipo de libros'', declaró Jackson en el marco de la XVII Conferencia Mundial de Sida que se desarrolla en la capital mexicana.

Este hecho es ignorado por algunas de las organizaciones mundiales de ayuda a pacientes que no destinan suficientes recursos para garantizar una buena alimentación a los contagiados con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), al que le atribuyen el sida, que se ven obligados a abandonar los tratamientos para pagar su comida.

''Si no actuamos ahora las consecuencias van a ser dramáticas especialmente para las personas pobres que viven con el VIH'', y que sin una nutrición adecuada tienen seis veces más probabilidades de morir, sostuvo.

Sida Conferencia 2008

Ashleigh Roberts, directora asociada del Centro de Salud Pública de la Universidad George Washington, dijo que de los 50,000 millones de dólares que el Congreso de Estados Unidos aprobó de 2003 a 2008 para combatir el sida a nivel mundial, solo 93 millones se utilizaron en aspectos relacionados con la nutrición de los pacientes, unos 1,100 millones menos de lo que sería ideal.

Aumentar las ayudas para comprar alimentos es perfectamente viable, pues un estudio realizado por la universidad en que Roberts trabaja en 18 países en desarrollo, reveló que con 71 centavos de dólar diarios se puede ayudar a que una familia de cinco integrantes tenga la comida balanceada que necesita, incluyendo la de la persona en tratamiento.

Un niño con el virus en estos países pobres sólo requiere de 33 centavos para acceder a una nutrición adecuada, dijo Roberts. ''Mucha gente paga mucho más que eso por el café que se toma cada mañana'', añadió Jackson.

''El impacto de la crisis de los alimentos para los pacientes de sida se está subestimando'', afirmó Martin Bloem, jefe de los servicios de nutrición del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas.

La comunidad internacional debe otorgar más fondos y las agencias no gubernamentales de respuesta al sida y a la desnutrición deben trabajar de manera coordinada para atajar esta situación, coincidieron los expertos.

''Yo me siento extremadamente preocupado porque no hemos visto esto suficientemente mencionado por parte de las autoridades médicas'', dijo Bloem.

Muchos de los síntomas asociados al sida --como la diarrea, la pérdida de peso, problemas en la boca y la garganta, náusea y vómito-- pueden mejorar con una nutrición apropiada, ha dicho la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La escasez y los altos precios de los alimentos se desató este año a consecuencia del aumento del consumo en países como China e India y de los altos costos de los combustibles, por lo que se recurre a otros alternativos fabricados con maíz y otros alimentos.

Aproximadamente 2.1 millones de personas fallecieron de sida el año pasado y al menos 33 millones de personas en todo el mundo están infectadas con VIH, dos tercios de ellas en África, dicen las Naciones Unidas.

Ahora ve
No te pierdas