Exigen a G8 prioridad para atacar al VIH

Especialistas dijeron que se deben impulsar políticas públicas al acceso universal y la prevenc apuntaron que hay 5 nuevas infecciones por cada 2 personas que inician tratamiento antirretrovi
La Conferencia Internacional del Sida pidió acceso a servici  (Foto: )

Al grito de ¡acción universal ya! terminó este viernes la XVII Conferencia Internacional de Sida 2008. Representantes de organizaciones civiles, del comité organizador y del gobierno del Distrito Federal coincidieron que las políticas públicas deben encaminarse hacia la prevención, la educación sexual, la protección hacia niños y mujeres, los derechos humanos, además de destinar mayores recursos para el tratamiento integral de las personas que viven con el VIH.

Michel Kazatchkine, director ejecutivo del Fondo Mundial de la Lucha contra el Sida, puntualizó que a partir de ahora, las estrategias deberán encaminarse a tres puntos principales.

El primero dijo, a los derechos humanos y pugna por la igualdad ante la ley tanto de las personas que viven con el VIH como de los hombres que tienen sexo con hombres, trabajadoras sexuales, migrantes, presos y usuarios de drogas inyectables.

Hay una ceguera deliberada en muchos pases a pesar de la evidencia.

Sostuvo que 71 países mantienen leyes que van en contra de los derechos humanos de las personas que viven con el VIH-Sida la criminalización del VIH obstaculizan la prevención, agregó.

La segunda estrategia es reforzar la investigación del Sida pero sobretodo compartirla con la sociedad y los actores políticos. Y por último destacó, debe existir sostenibilidad.

Sida, Conferencia 2008

A dos años de  la Meta del Milenio vemos que los países que integran el G8 han cumplido menos de la tercera parte de los compromisos para el 2010.

Deben hacer que el Sida sea una prioridad, trabajar para establecer protección social a largo plazo, asegurar la sostenibilidad de recursos, buscar  respuestas en la ciencia, en la epidemiología y formar alianzas nacionales e internacionales, explicó.

Por su parte, Julio Montaner, presidente entrante de la Sociedad Internacional de Sida (IAS), llamó a ejercer presión sobre los líderes del G8 para encaminar sus políticas públicas al acceso universal y prevención.

Aclaró que las 2.7 millones de nuevas infecciones que se registraron en 2007 son inaceptables, así como el número limitado de mujeres (33%) que reciben tratamiento antirretroviral

Ahí tenemos 5 nuevas infecciones por cada 2 personas que comienzan tratamiento antirretroviral, añadió.

Durante la ceremonia se aplaudió la acción del  gobierno de los Estados Unidos para destinar 48,000 millones de dólares al combate y control de  VIH, malaria y tuberculosis. Instaron a Canadá seguir la misma pauta.

Luis Soto, copresidente de la IAS, instó a los gobiernos a proporcionar el acceso básico y de salud a las comunidades marginadas.

Es momento de alianzas entre médicos, científicos, gobiernos, farmacéuticas y organizaciones civiles, indicó.

Y en México

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, manifestó que gracias a esta Conferencia se darán pasos hacia adelante en materia de salud sexual. Hay que construir una sociedad con otra cultura respecto a la sexualidad.

Existen zonas donde no se puede hablar de condón, de preservativos donde no se puede decir homosexualismo, estamos muy entusiasmados con sus conclusiones porque deben hacer un cambo en nuestro país, apuntó.

Agregó que México necesita un cambio en la cultura con respecto a la sexualidad. Iremos escuela por escuela y calle por calle para luchar por este cambio.

ONG en contra de la discriminación

La Conferencia Internacional de Sida también dejó retos para las organizaciones civiles. A partir de ahora se comprometieron a poner en la agenda política la lucha contra la fobia hacia los transexuales, la agresión hacia migrantes, gays, usuarios de drogas inyectables y el combate hacia las mujeres y niñas violentadas.

 

Ahora ve
No te pierdas