Georgia y Rusia, en conflicto militar

Georgia lanzó una ofensiva para recuperar el control de la región separatista Osetia del Sur; Rusia respondió con un ataque militar en la capital Tsjinval; Bush y Putin discuten la situació
Georgia lanzó un ataque militar contra la provincia separati
PEKÍN/TSJINVAL (Agencias) -

Georgia lanzó el viernes una ofensiva militar para recuperar el control en la provincia separatista de Osetia del Sur, provocando una furiosa respuesta de Rusia, que envió tanques a la región.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, y el primer ministro ruso, Vladimir Putin, discutieron sobre los actuales combates en Georgia, una antigua república soviética que intenta unirse a la OTAN, dijo el viernes el portavoz de la Casa Blanca, Gordon Johndroe.

"El presidente de Estados Unidos y Putin discutieron la situación", dijo Johndroe. No entregó más detalles sobre la conversación o sobre cuándo se llevó a cabo, pero los dos líderes fueron vistos charlando antes de un almuerzo ofrecido por China para los dignatarios que asisten a los Juegos Olímpicos.

Un funcionario georgiano dijo el viernes que una columna de tanques rusos cruzó la frontera y se dirigía hacia la capital de Osetia del Sur.

El vocero del ministerio georgiano del Interior, Shota Utiashvili, dijo que la columna entró a Osetia del Sur desde la provincia rusa de Osetia del Norte y avanzaba hacia Tsjinval, la capital de la región separatista.

En Moscú, el ministerio ruso de la Defensa dijo que envió efectivos para respaldar a las fuerzas de paz y la población, que en su mayoría posee la ciudadanía rusa.

El Canal 1 de televisión mostró una columna de tanques al cruzar la frontera y dijo que se preveía su arribo a la capital en las próximas horas.

Tsjinval, centro del conflicto

Este conflicto se trata del peor brote de violencia desde que la provincia obtuvo la independencia de facto en una guerra que concluyó en 1992. Se teme que la guerra se reanude y arrastre a Rusia, que tiene estrechos vínculos con los habitantes de Osetia del Sur y ha enviado soldados del cuerpo de paz a la región.

Georgia ha declarado una tregua de tres horas para permitir a los civiles que abandonen Tsjinval. Utiashvili dijo que las tropas georgianas acataban una tregua.

Utiashvili había dicho previamente que las fuerzas georgianas habían derribado dos aviones de combate rusos que ingresaron en el espacio aéreo de Georgia. Se negó a identificar el tipo de aviones o a ofrecer ulteriores detalles.

El ministerio de Defensa de Rusia había negado un previo informe georgiano del derribamiento de un avión. No formuló inicialmente comentarios sobre la segunda versión.

El presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, acusó a Rusia de bombardear varias aldeas de su país y herir a siete civiles. El Kremlin lo negó. Pero tropas rusas avanzaban hacia Osetia del Sur y una caravana de tanques ya habían cruzado la frontera, según informes de la televisión estatal de Rusia y de funcionarios georgianos.

Osetia del Sur tiene estrechos vínculos con Rusia. La mayoría de los residentes de la nación tienen pasaporte ruso.

El presidente ruso Dmitry Medvedev convocó a una reunión del Consejo de Seguridad en el Kremlin, y prometió que Moscú protegerá a los ciudadanos rusos.

El ministerio de Defensa de Rusia dijo que el ataque georgiano era ''una aventura sucia''. El ministerio dijo en su sitio en la Internet que ''protegeremos a nuestros soldados del cuerpo de paz y a los ciudadanos rusos''.

Las autoridades cismáticas de Osetia del Sur dijeron que 15 civiles murieron en los combates nocturnos luego que Georgia lanzó el ataque con aviones, vehículos blindados y artillería. Las fuerzas georgianas dispararon misiles hacia Tsjinval, capital de Osetia del Sur, y numerosos inmuebles fueron incendiados, según las autoridades.

La agencia rusa de noticias Interfax afirmó que la artillería georgiana atacó un hospital de Tsjinval y que podría haber muertos.

El presidente georgiano había prometido restablecer el gobierno de Tiflis en Osetia del Sur y en otra provincia separatista, Abjasia. Ambas regiones se autogobiernan sin reconocimiento internacional desde que se declararon independientes de Georgia a principios de la década de 1990 y fortalecieron relaciones con Moscú.

En el mensaje, Saakashvili anunció también un total movilización militar que incluía el llamado de reservas al servicio.

El oficial georgiano a cargo de las operaciones en la zona separatista, general Mamuka Kurashvili, dijo al canal de televisión Rustavi 2 que las fuerzas de Georgia avanzaban para ''establecer el orden constitucional en la región''.

En cambio, el gobernante de la provincia rusa de Osetia del Norte viajó a Tsjinval. ''Estamos organizando conjuntamente las defensas aquí'', dijo Teimuraz Mamsurov en esa ciudad, según Interfax.

Mamsurov afirmó que había miles de voluntarios de Osetia del Norte en la frontera con Osetia del Sur, de acuerdo con Interfax. La agencia citó también declaraciones de un líder separatista de Abjasia, quien dijo que unos 1.000 voluntarios de su área se dirigían a Osetia del Sur.

El canciller ruso Boris Malakhov dijo el viernes que el gobierno de Georgia debería retomar los medios civilizados para resolver los ''puntos difíciles''.

A petición de Rusia, el Consejo de Seguridad de la ONU sostuvo una reunión de emergencia en Nueva York, que terminó en la madrugada del viernes sin consenso en torno a un proyecto ruso de resolución.

El consejo consideró que había caído en un estancamiento luego que Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países apoyaron el rechazo de Georgia a una frase en el proyecto de tres oraciones, la cual instaba a las partes en conflicto a ''renunciar al uso de la fuerza'', dijeron diplomáticos de la instancia de las Naciones Unidas.

La Cruz Roja Internacional solicitó el establecimiento de un corredor humanitario en Osetia del Sur para ayudar a las víctimas del conflicto.

El organismo humanitario está en contacto con las dos partes para buscar un acceso seguro a la zona del conflicto, dijo la vocera Anna Nelson en Ginebra.

Georgia, en control

Un ministro georgiano dijo el viernes que las fuerzas de su país tomaron el control de la capital de la provincia separatista de Osetia del Sur.

El ministro georgiano de Reintegración, Temur Yakobashvili, dijo que las fuerzas georgianas tomaron la ciudad de Tjinval en la ofensiva del viernes.

La declaración de Yakobashvili contradijo las afirmaciones de líderes separatistas, quienes aseguraron que la ciudad seguía en sus manos.

Ahora ve
No te pierdas