Georgia pide a Rusia cese al fuego

El presidente georgiano propuso un alto al conflicto en Osetia del Sur, en el segundo día de at Rusia envió tanques y soldados, además de bombardear Georgia; se calculan 1,500 muertos.
La ciudad de Gori fue bombardeada por aviones de combate rus  (Foto: )
TIFLIS (AP) -

El presidente georgiano Mijail Saakashvili propuso el sábado un cese de fuego en la provincia separatista de Osetia del Sur, mientras continuaban los combates por segundo día consecutivo. Rusia envió centenares de tanques y soldados a la Osetia del Sur y dejó caer bombas en Georgia, causando docenas y posiblemente centenares de víctimas, entre muertos y heridos. Saakashvili, en una conferencia de prensa, también propuso imponer una separación entre las partes beligerantes.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, informó a periodistas en Moscú que unas 1,500 personas han muerto en la violencia, y que la cifra de víctimas continuaba subiendo el sábado.

La cifra no pudo ser confirmada por fuentes independientes, pero testigos que huyeron de los enfrentamientos dijeron que cientos de civiles habrían muerto. Señalaron que la mayor parte de Tsjinval, la capital provincial, se hallaba en ruinas, y regada de cadáveres.

Aviones de combate rusos también atacaron el sábado la ciudad georgiana de Gori. Un periodista de The Associated Press que visitó Gori poco después de los bombardeos vio varios edificios de apartamentos en ruinas, algunos todavía ardiendo, y decenas de cadáveres y de civiles ensangrentados. Entre las víctimas había ancianos, mujeres y niños.

El secretario del Consejo de Seguridad georgiano, Alexander Lomaia, dijo que la propuesta del presidente incluye el retiro de las fuerzas georgianas de Tsjinval, la capital de Osetia del Sur, las que dejarán de responder a la artillería rusa.

El mando militar ruso había dicho previamente que había expulsado a las fuerzas georgianas de Tsjinval.

El origen del conflicto

Georgia, un firme aliado de Estados Unidos, lanzó el viernes una gran ofensiva para recuperar Osetia del Sur, una provincia separatista. Rusia, que tiene estrechos vínculos con la provincia, y que había despachado soldados del cuerpo de paz allí, respondió con una avasalladora ofensiva, que incluyó el envío de tanques, camiones blindados de transporte de personal, y de aviones de combate.

Es el brote de hostilidades más grave desde que la provincia obtuvo su independencia de facto en una guerra contra Georgia que finalizó en 1992.

Los combates podrían dar lugar a una guerra más generalizada entre Rusia y Georgia, que acusó a aquélla de bombardear sus poblaciones, puertos y bases aéreas. Georgia, una ex república soviética que aspira a ingresar a la OTAN, ha pedido ayuda a la comunidad internacional ante lo que llama la agresión rusa.

Probablemente el enfrentamiento acrecentará las tensiones entre Moscú y Washington, que según Lavrov debe aceptar parte de la culpa por armar y entrenar a los soldados georgianos.

El presidente ruso Dmitry Medvedev dijo el sábado que Moscú envió efectivos a Osetia del Sur para obligar a Georgia a proponer un cese de fuego. Dijo que Moscú necesita proteger a sus ciudadanos en Osetia del Sur, entre fuerzas de paz y civiles.

El general ruso Vladimir Boldyrev dijo por televisión que las fuerzas rusas habían expulsado a las georgianas de la capital de Osetia del Sur. Pero voceros georgianos insistieron que controlaban Tsjinval.

Sin embargo, testigos en el lugar dijeron que las fuerzas separatistas y rusas aparentemente controlaban Tsjinval, y que no había soldados georgianos a la vista el sábado por la mañana.

Tras el bombardeo aéreo y de artillería, la ciudad carecía de agua, alimentos, electricidad y gas. Civiles aterrados salían de los sótanos en busca de provisiones.

Ahora ve
No te pierdas