Pekín 'caza' apetito de los turistas

La sede de los Juegos Olímpicos ofrece platillos bizarros y exóticos para atrapar a los visitan además los restaurantes dieron un giro deportivo a sus menús y ofrecen comida temática.
El escorpión frito es uno de los platillos que China ofrece
PEKIN (CNN) -

¿Quiere un kebab de caballito de mar, escorpión frito o tal vez hígado de pato con la forma de una paleta de tenis de mesa?

Pekín, una ciudad conocida por su diversidad culinaria, ofrece desde lo bizarro hasta lo magnífico en platos durante los Juegos Olímpicos exhortando a los visitantes a mostrar coraje y no dejar de lado lo inusual.

Algunos de los 40,000 restaurantes de Pekín le dieron un giro deportivo a sus menúes siguiendo la tradición china de marcar ocasiones especiales con creaciones culinarias únicas.

El Quanjude, un conocido restaurante de carne de pato en Pekín, ofrece una variedad de platos con temas olímpicos como abulón con forma de bote con remos hechos de espárragos, bates de béisbol de maíz, y platos de fideos simulando el estadio olímpico "Nido de Pájaro".

Bares por toda la ciudad esperaban que la llegada de unos siete millones de visitantes les dejara dividendos, como el W Restaurant and Bar en la popular zona de Sanlitun, cuyo copropietario es el ex campeón sueco de tenis de mesa Jan-Ove Waldner.

"Todos van a estar pensando en deportes todo el tiempo y tendremos las coberturas de los Juegos todo el tiempo", dijo Chris Lee, director ejecutivo de W Restaurant, que tiene una mesa de tenis en el local para los comensales que quieran ejercitarse.

Aunque la carne de perro ha sido oficialmente retirada del menú durante los Juegos para no ofender a los visitantes extranjeros, los turistas igualmente pueden encontrar una amplia gama de inusuales manjares.

Restaurantes de burros

El restaurante Guolizhuang se especializa en penes de animales, y existen varios de carne de burro.

Puestos a lo largo de la calle Snack Street, en el distrito comercial de Wangfujing, venden una variedad de comidas en palillos como caballitos de mar por 30 yuanes (4.5 dólares) y cigarras por cinco yuanes.

En la tradición china se cree que ciertos animales o sus órganos tienen propiedades medicinales.

"Los caballitos de mar son buenos para los riñones de los hombres y para su virilidad. Esos (crustáceos) mejoran la piel y la belleza de las niñas, y estos (lagartos) son tanto para chicos y chicas, estimulan la virilidad", explicó el vendedor Sun Hainan.

Sin embargo, parecía que pocos se animaban a probar algo en Snack Street.

"No los probé y no pienso hacerlo", dijo Fang Jie, de 11 años y originario de Chingdao, quien se encontraba en Pekín para los Juegos.

Una de las agencias de viaje más grandes del país, China International Travel Service (CITS) dijo que los visitantes podrían considerar a las comidas en China como desagradables, pero necesitan "saltar la brecha cultural y ver el tema con una mente abierta".

"Han habido períodos de hambrunas severas tan cercanos como en la década de 1960 donde cientos de millones murieron de hambre. En ese entonces, hubieran estado felices de lo que hay hoy en el menú", dijo la agencia en un comunicado.

Ahora ve
No te pierdas