Bush pide libertad religiosa en China

El Presidente estadounidense presionó para que los chinos tengan el derecho de elegir sus creen en su reunión con su homólogo Hu Jintao, Bush acordó ampliar las relaciones entre ambas nacione
El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, recomendó a
PEKÍN (CNN) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, presionó este domingo a China por una mayor libertad religiosa durante conversaciones con los líderes comunistas del país luego de concurrir a una iglesia de Pekín.

Bush pasó el día combinando la diplomacia con la diversión de los Juegos Olímpicos, observando cómo ganaba una medalla de oro el nadador estadounidense Michael Phelps. Más tarde, se reunió en privado con el presidente chino, Hu Jintao.

"Nuestra relación es constructiva, es importante y también muy sencilla", dijo Bush al comienzo de su reunión con Hu en el elegante complejo Zhongnanhai, horas después del servicio religioso ofrecido en una de las iglesias autorizadas por el Gobierno.

La Casa Blanca describió como "francas" las conversaciones sobre el tema de los derechos humanos y la libertad religiosa. Bush dijo a Hu que espera que esos tópicos permanezcan vigentes cuando el próximo mandatario estadounidense asuma su cargo en enero.

"(Bush) dijo al presidente Hu que este es un importante aspecto del diálogo entre Estados Unidos y China y que los chinos pueden confiar en que el futuro presidente estadounidense también hará de esto un tema importante de diálogo", dijo a periodistas Dennis Wilder, un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

El viaje de Bush a Pekín ha sido un delicado acto de equilibrio en el que se mostró como un admirador de los deportes en los Juegos y al mismo tiempo presionó a China para que mejore sus antecedentes en derechos humanos, criticados en el exterior.

Wilder dijo que Bush vio algunos indicios positivos en las conversaciones con Hu.

"El presidente Hu pareció indicar que la puerta está abierta a la libertad religiosa en China y que en el futuro habrá más espacio para los creyentes", dijo Wilder.

Bush reiteró su posición de que Estados Unidos no estaba tratando de imponer "algo occidental" a China cuando impulsa la libertad religiosa, indicó la Casa Blanca.

Sin embargo el progreso en este tema podría llevar algún tiempo.

La policía no uniformada detuvo a un activista chino para evitar que acudiera al oficio religioso al que estaba asistiendo Bush, según un familiar del sujeto. Más tarde, escapó de la policía, dijo.

"Aunque no puedo confirmar este reporte específico, nos decepcionamos cada vez que alguien no puede ejercer su libertad religiosa", dijo el portavoz de la Casa Blanca Gordon Johndroe.

El presidente estadounidense visita frecuentemente la iglesia y tiene un fuerte apoyo de la comunidad cristiana en su país.

Ahora ve
No te pierdas