Evo Morales gana referendo

Las encuestadoras Ipsos Apoyo y Mori dan más de 60% de los votos al presidente bolivariano; la ventaja de Morales le da oxígeno político y le permite tender puentes para un pacto político
Evo Morales logra quedarse con la Presidencia de Bolivia, de
LIMA (Notimex) -

El presidente Evo Morales retiene la presidencia de Bolivia con un porcentaje de 60.7 y 6.12, respectivamente, según las encuestadoras Ipsos Apoyo y Mori a la salida de urnas, cifra superior a la que consiguió en 2005.

El informe por separado de las dos empresas ratifican las versiones de los principales canales televisivos y radiales de Bolivia que informaron que Morales y el vicepresidente de la República continuarán en el cargo.

La ventaja de Morales le da oxígeno político y le permitirá tender puentes para un pacto de gobernabilidad.

De acuerdo a los datos obtenidos por las principales radios a la salida de las urnas, Morales ha logrado aventajar el 60% de los votos, cifra distante del 53.74% que alcanzó en 2005.

En aquella oportunidad Morales y su compañero obtuvieron un millón 544 mil 374 votos. El gobernante afianza su liderazgo pero no ha logrado ganar los votos de la denominada región de la Media Luna, conformada por Beni, Pando, Santa Cruz y Tarija.

Los prefectos que seguirán al frente de sus respectivos gobiernos son los de Santa Cruz, Rubén Costas (69.6%); Beni, Ernesto Suárez (65.8); Tarija, Mario Cossío (64.3); Pando, Leopoldo Fernández (60.12) y Potosí, Mario Virreira (75.8).

Los datos deberán ser oficializados por la Corte Nacional Electoral que informó que tiene un plazo de diez días para dar a conocer los resultados al ciento por ciento.

En la jornada de este domingo debieron haber acudido poco más de un millón 47 mil electores.

El triunfo de Morales le permitirá un margen de mayor maniobra política y ahora le tocará iniciar un proceso de concertación para bajar la presión que vienen ejerciendo sus oponentes.

La Red Tinku de la Coordinadora Continental Bolivariana (COCOB), capítulo Bolivia, saludó el triunfo de Morales y vaticinó una real revolución socialista.

El gobierno de Morales va a ganar posiciones estratégicas para ir profundizando el proceso de cambio desde abajo hacia arriba, construyendo el Poder Popular, indicó.

Con el respaldo popular, Evo Morales podrá echar andar ahora la Constitución Política, rechazada por varios prefectos, y seguir con el proceso de refundación de Bolivia.

Ahora Morales apunta a abrir un proceso de concertación aunque algunos analistas consideran que el resultado político boliviano no cambiará en nada el escenario del país.

Los problemas de Bolivia son más profundos y se ve todavía lejana la posibilidad de solucionar cuestiones como la distribución de la riqueza, una mayor inclusión social y un mejor reparto de la tierra.

El sociólogo boliviano Fernando Untoja cree que con este resultado, aunque le es favorable a Evo Morales, este quedará arrinconado en La Paz.

El analista independiente considera que la violencia se incrementará ante la falta de consensos, lo que obligaría a Morales a realizar una "diplomacia presidencial" distinta al "golpeteo verbal".

Se avecina, sin embargo, un proceso legal largo dado que los revocados, entre ellos el prefecto de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, harán una interpretación de los resultados del referendo y acudirían ante el Tribunal Constitucional.

Los bolivianos decidieron en esta jornada continuar en la ruta social y de las nacionalizaciones y se opusieron, de esa forma al proceso autonómico de varias regiones.

Evo logró un triunfo pero no el "desempate" frente a la oposición que mantiene sus posiciones radicales.

La crisis política tiene, a pesar de los resultados, quebrado al Estado por la imposición de una nueva Constitución que promueve el gobierno de Evo Morales, quien intentará preservar su proyecto político indigenista y socialista y buscará unir los 36 mini-Estados o "naciones étnicas".

Ahora ve
No te pierdas