Georgia y Rusia continúan enfrentamiento

Rusia continuaba su avance sobre regiones separatistas de Georgia y rechazó un cese al fuego; el presidente francés viajará el martes al Caúcaso en una misión de paz para busca una solución

El presidente georgiano, Mikhail Saakashvili, acusó el lunes a Moscú de intentar derrocar a su Gobierno, en tanto tropas rusas avanzaban sobre dos regiones separatistas de su país y rechazaron una propuesta de Georgia de un cese del fuego.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, se preparaba para volar el martes a Georgia y Rusia en una misión de paz, luego de una ronda de viajes diplomáticos por parte de su ministro de Relaciones Exteriores.

Mientras continuaban los enfrentamientos en la crisis del Cáucaso, que han alarmado a los Gobiernos occidentales y han sacudido los mercados petroleros mundiales, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, acusó a Rusia de una "respuesta desproporcionada", y la Unión Europea demandó a Moscú detener la actividad militar en Georgia. (Ve el video de CNN en Español sobre la tensión en el Cáucaso)

El Kremlin rechazó una propuesta georgiana de cese del fuego efectuada el domingo, diciendo que su información sobre el terreno indicaba que Tiflis continuaba con la lucha. "Georgia continúa haciendo uso de la fuerza y en este sentido no podemos considerar este documento", dijo un portavoz.

El candente conflicto entre Rusia y su pequeño vecino ex soviético estalló el jueves pasado cuando Georgia envió fuerzas repentinamente para recuperar Osetia del Sur, una provincia pro rusa que se separó del dominio georgiano en la década de 1990.

Moscú respondió con un contraataque de sus fuerzas mucho mayores, que el domingo desplazaron a las tropas georgianas de la devastada capital de Osetia del Sur, Tskhinvali.

Rusia dice que más de 2,000 personas murieron en los enfrentamientos y miles más están sin hogar, pero estas cifras no pudieron verificarse independientemente.

Mujeres y niños lloraban el lunes en las calles de Tskhinvali, mientras observaban la destrucción en medio de los continuos bombardeos georgianos. Las tropas rusas distribuían agua y alimentos en camiones.

Una residente mayor contó a Reuters cómo se refugió durante el bombardeo en un sótano con su nieto de 7 años.

"Mi nieto gritaba: '¡Tío Putin, por favor ayúdanos, ayúdanos para que los georgianos no me maten!'. Estaban gritando y llorando, fue terrible, una pesadilla", señaló la anciana.

"Gracias a Dios que han venido los rusos. Está mejorando", agregó.

Contradicciones

Rusia y Georgia se enredaron el lunes en una amarga guerra de palabras sobre su conflicto, con numerosas afirmaciones y negaciones y pocos hechos verificables de manera independiente.

Saakashvili dijo a periodistas que Rusia "desea reemplazar al Gobierno en Tiflis" y afirmó que Moscú quiere tomar control de las rutas de energía que atraviesan la región.

Georgia también afirmó que tanques rusos avanzaron más allá de Osetia del Sur, hacia la ciudad georgiana de Gori -lugar de nacimiento de Stalin- y que Rusia había intentado bombardear un oleoducto clave, acusaciones que hasta el momento no fueron confirmadas por testigos independientes.

Moscú insistió en que no había movido sus tropas más allá del territorio de Osetia del Sur y una segunda región separatista, Abjasia, y dijo que no avanzaría hacia Georgia.

El presidente Dmitry Medvedev apuntó que el operativo para restaurar la calma en Osetia del Sur se estaba acercando a su fin, un comentario que condujo a una breve recuperación en los perjudicados mercados rusos.

El Estado Mayor Conjunto ruso dijo que permanecer dentro de las fronteras de Osetia del Sur era un "principio clave".

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, quien tiene un rol preponderante en la crisis, atacó a Estados Unidos por ayudar a Georgia a traer de vuelta al país tropas de Irak y dijo que Occidente estaba confundiendo a los agresores por las víctimas del conflicto, una referencia al apoyo occidental a Georgia.

"La escala misma de este cinismo es asombrosa, el intento de transformar el blanco en negro, el negro en blanco y de mostrar a las víctimas de la agresión como agresores y colocar la responsabilidad por las consecuencias de la agresión sobre las víctimas", sostuvo Putin en un discurso emitido por televisión.

Acusaciones

El presidente de Georgia, Mikheil Saakashvili, dijo el lunes que Rusia desea reemplazar a su Gobierno y tomar control de las rutas de energía que atraviesan el Cáucaso.

Saakashvili, en declaraciones a periodistas durante una conferencia telefónica, dijo que el 90 por ciento de las víctimas de su país en el conflicto con Rusia por la región separatista de Osetia del Sur eran civiles. Georgia había dicho previamente que el 80 por ciento eran militares.

Rusia "desea reemplazar el Gobierno de Tiflis", dijo Saakashvili. "Para ellos no se trata de Osetia del Sur (...) Es acerca de controlar las rutas de la energía", agregó el presidente georgiano.

Un importante ducto a través de Georgia transporta petróleo desde Asia hacia Occidente.

El Ejército de Rusia negó el lunes las declaraciones de Georgia de que había bombardeado ductos de petróleo, incluyendo una ruta clave de exportación hacia el Mediterráneo turco.

"No estamos bombardeando oleoductos", dijo el coronel general Anatoly Nogovitsyn, vice jefe del Estado Mayor Conjunto de Rusia, a periodistas en Moscú en una conferencia de prensa diaria.

Ahora ve
No te pierdas