Georgia afirma que ataques continúan

El primer ministro georgiano aseguró que aviones rusos seguían bombardeando pueblos del país; el presidente ruso declaró que había ordenado el fin de las operaciones militares en Georgia.
MOSCÚ (CNN) -

El primer ministro de Georgia dijo el martes que quería más evidencias de que Rusia estaba cumpliendo su orden de detener las operaciones militares porque aviones de combate rusos seguían bombardeando pueblos georgianos.

El presidente ruso, Dmitry Medvedev, dijo el martes temprano que había ordenado el fin de las operaciones militares en Rusia. Pero el primer ministro georgiano, Lado Gurgenidze, aseguró a Reuters en una entrevista que aviones rusos seguían atacando civiles.

"A pesar de las declaraciones del presidente ruso esta mañana de que las operaciones del Ejército contra Georgia se habían suspendido, en este momento, aviones de combate rusos están bombardeando dos pueblos georgianos fuera de Osetia del Sur", dijo Gurgenidze.

El premier dijo que el comunicado del Kremlin en el cual se informó el cese de las operaciones militares fue el resultado de la intensa presión internacional sobre Medvedev.

"Necesitamos más evidencia, todos en esta situación necesitan un acuerdo vinculante firmado", dijo por teléfono Gurgenidze desde una reunión extraordinaria del Parlamento.

"Hasta que eso ocurra estamos movilizados, estamos preparados para todo", dijo. "Aprecio (el gesto de Medvedev) pero hoy se produjeron nuevos daños de infraestructura y nuevas víctimas civiles", agregó.

Gurgenidze dijo que el ministerio del Interior le había informado sobre dos bombardeos ejecutados a unos 20 kilómetros de la ciudad de Gori luego del comunicado de Medvedev.

Rusia negó haber atacado la ciudad de Gori y desmintió haber incursionado fuera de la disputada región de Osetia del Sur.

El Gobierno de Georgia dijo que aviones de guerra rusos estaban bombardeando los pueblos de Ruisi, en la región de Kareli, y de Sakoringo, en la región de Kaspi, ambos en territorio georgiano y fuera de la principal zona de conflicto de Osetia del Sur.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, llegó a Moscú el martes con los cancilleres francés y finlandés y el presidente estadounidense George W. Bush expresó su preocupación por el conflicto a Medvedev por teléfono.

Francia ocupa la presidencia rotativa de la Unión Europea y Finlandia la de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

"Finalmente, la comunidad internacional comenzó a hablar con una sola voz y está empezando a transmitir el mensaje de que esta conducta es inaceptable", dijo, respondiendo a una pregunta sobre el momento que eligió Medvedev para hacer su comunicado.

Plan de paz

El presidente de Rusia, Dmitry Medvedev, dio la bienvenida el martes al plan de paz propuesto por la Unión Europea para resolver el conflicto con Georgia y dijo que podría ofrecer un camino para resolver las diferencias sobre la región disidente de Osetia del Sur.

"Creo que hay buenos principios para resolver el problema, para poner fin a esta dramática situación. Esos principios pueden ser usados tanto por Georgia como por Osetia del Sur", dijo Medvedev en una conferencia de prensa conjunta con el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

"Si el lado georgiano está realmente listo para firmarlo (el pacto de paz) y ordenar que sus tropas vuelvan a su posición original, y hacer lo que estipulan esos principios, entonces estará abierta la vía hacia la normalización gradual de la situación en Osetia del Sur", agregó.

"Esto está ahora en manos de Georgia", afirmó.

Medvedev dijo que el plan de paz incluye el inicio de discusiones internacionales sobre el estatus de las regiones disidentes de Georgia.

Ahora ve
No te pierdas