McCain y Obama critican ataque a Georgia

El aspirante republicano dijo que Rusia arriesga su posición frente a Occidente por la invasión el candidato demócrata pidió el diálogo entre las fuerzas rusas y de Georgia para cerrar acuerd
Los aspirantes a la Casa Blanca ya fijaron su postura sobre
WASHINGTON (AP) -

El candidato presidencial republicano, John McCain, continuó fustigando a Rusia por su invasión a Georgia, diciendo que él había hablado nuevamente con el presidente del pequeño país del Cáucaso para reiterarle el apoyo estadounidense.

El senador por Arizona, que incluso antes de la actual crisis adoptó una posición cada vez más dura ante Moscú, dijo a los asistentes a un acto en Pennsylvania que había hablado con Mikhail Saakashvili, presidente de Georgia, para asegurarle que ''hoy todos somos georgianos''.

McCain dijo que Moscú está ''empleando violencia contra Georgia para enviar el mensaje'' a ''cualquier país que opte por asociarse con Occidente''''. Los líderes rusos, dijo, deben entender que arriesgan ''los beneficios que disfrutan al ser parte del mundo civilizado''.

El candidato demócrata, Barack Obama, también se refirió a la crisis en la región del Cáucaso, declarando desde Hawai, donde está de vacaciones, que ''es hora de que el gobierno ruso firme e implemente inmediatamente un cese del fuego. Rusia debe suspender su violación del espacio aéreo georgiano y retirar sus tropas de Georgia, con monitores internacionales para verificar que esas obligaciones son cumplidas''.

Ambos candidatos se han sumado a las críticas al Kremlin por la invasión de Georgia, un estrecho aliado estadounidense, pero sus palabras y tono pusieron de manifiesto diferencias significativas en cómo dirigirían las futuras relaciones ruso-estadoundenses.

Obama fue el único que criticó tanto a Rusia como a Georgia. La crisis fue la primera de gravedad que permitió vislumbrar sus diferencias en política exterior desde que ambos empezaron su campaña uno a uno hacia la Casa Blanca.

Obama dijo que ''no hay ninguna justificación posible para estos ataques'', subrayando que ''Georgia debe abstenerse de usar la fuerza en Osetia del Sur y Abjasia'', y que debe buscarse un acuerdo político para resolver el estatus de ambas regiones disputadas. Se trató de un reconocimiento claro de que tanto Georgia como Rusia están equivocadas a juicio de Obama.

McCain, que ha pedido la expulsión de Rusia del Grupo de los Ocho países más industrializados del mundo (G-8), no ahorró críticas hacia el Kremlin, al que consideró cada vez más autocrático.

''El presidente ruso (Dmitry) Medvedev y el primer ministro Putin deben entender las consecuencias negativas graves y a largo plazo que tendrán las acciones de su gobierno para las relaciones de Rusia con Estados Unidos y Europa'', afirmó McCain.

El candidato republicano no pierde ninguna oportunidad para contrastar su experiencia, que incluye cinco años y medio como prisionero de guerra en Vietnam y más de 20 años en el Senado, frente a la de Obama, un senador federal por primera ocasión.

McCain ha fustigado a la declarada voluntad de Obama de negociar con aquellos líderes mundiales cuyas políticas considera como una amenaza para los intereses y la seguridad estadounidenses.

Quizás la propuesta más polémica, en la que coincidieron McCain y Obama, fue el llamado a la OTAN para que contemple acelerar el proceso de incorporación de Georgia a la alianza militar occidental. Cualquiera de los miembros de la OTAN recibe la promesa de ser protegido por todas las naciones de la alianza en caso de ataque. Tal decisión, en el caso de Georgia, hubiera significado en teoría una respuesta militar de la OTAN contra Rusia.

Ahora ve
No te pierdas