IFE impone sanción millonaria al PRI

El Consejo General de instituto aprobó una multa por más de 38 mdp contra el partido político; el organismo no acreditó promocionales de radio y tv transmitidos en las elecciones de 2005-200
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El Consejo General del IFE aprobó por mayoría de cinco votos a cuatro un proyecto de resolución de la  Unidad de Fiscalización de los Recursos de los Partidos Políticos por la que se sanciona al Partido Revolucionario Institucional (PRI) con 38,675,961.68 de pesos por no haber reportado promocionales de radio y televisión.

En sesión extraordinaria celebrada este jueves los consejeros avalaron el proyecto, aunque de forma dividida, para castigar la falta de no acreditar 10,825 promocionales de televisión y 43,777 de radio difundidos durante el proceso electoral 2005-2006.

Luego de presentar la resolución al máximo órgano directivo del Instituto Federal Electoral (IFE) el consejero Andrés Albo, quien fungiera como presidente de la ahora extinta Comisión de Fiscalización y fuera impulsor de los procedimientos oficiosos contra los partidos por los spots no reportados, anticipó su voto en contra.

Acusó que el proyecto de la unidad técnica "dice que hay gasto no reportado que debe ser sancionado pero se omite decir cómo se llegó a esa conclusión. No se presentan datos precisos y de manera adicional se omite dar detalle de montos y campañas beneficiadas".

El consejero Arturo Sánchez Gutiérrez puso en duda la calidad del trabajo presentado para poder dar certeza y finiquitar ese tipo de asuntos, por lo que se pronunció por su devolución.

La discusión ocupó las tres rondas previstas para debatir el tema. Finalmente se decidió no devolverlo a la Unidad de Fiscalización y aprobarlo en sus términos.

La resolución señala que la infracción cometida por el PRI reside en la omisión de reportar en sus informes de campaña la totalidad de los egresos realizados para la promoción de las candidaturas que postuló en el proceso electoral federal 2005-2006.

Con ello se generó, en primer lugar, una violación a los principios de legalidad, transparencia y certeza en la rendición de cuentas porque con ésta las cifras presentadas en sus Informes de Campaña "no reflejan a cabalidad los egresos realizados durante el ejercicio que comprendía la revisión de dichos informes".

Ello impidió, según la autoridad, verificar si el citado partido se ajustó al tope establecido para erogaciones de ese tipo.

Además se infringieron principios fundamentales de toda contienda electoral como la equidad y la igualdad de condiciones que deben prevalecer en toda competencia de ese rango.

"También se tiene en cuenta que el hecho de no reportar gastos de campaña en los informes correspondientes dejó a la autoridad fiscalizadora sin elementos suficientes para otorgar información a ese Consejo General y a la sociedad respecto de los gastos realizados por el partido en las campañas cuyos informes fueron sujetos a revisión", puntualiza.

Ahora ve
No te pierdas