Rice busca solución para Georgia

Condoleezza Rice llegó a Georgia para transmitir el apoyo de EU en su conflicto con Rusia; el presidente de la ex república soviética acusó a Moscú de realizar una limpieza étnica en su

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice, llegó el viernes a Georgia para mostrar el apoyo de Washington a su asediadio aliado y para garantizar un acuerdo de paz mediado por Francia para retirar las fuerzas de ocupación rusas.

"Voy a hablar ahora con el presidente (georgiano) Saakashvili acerca de las aclaraciones que han brindado los franceses", dijo Rice a periodistas a bordo del avión que la transportaba.

"Y entonces trataremos de poner en vigor el cese del fuego formal, porque la meta de esto es tener un cese del fuego y hacer que las fuerzas rusas se retiren del país lo más pronto posible", agregó Rice.

En medio de reportes de saqueos por parte de milicias, el presidente de Georgia, Mikheil Saakashvili, acusó a las tropas rusas de "limpiar étnicamente" las provincias rebeldes de Abjasia y Osetia del Sur. Además afirmó que Moscú quiere humillar a Georgia, como ocurrió con Checoslovaquia a manos de los nazis.

Rusia sostiene que sus acciones están totalmente justificadas por la "agresión" de Georgia al atacar Osetia del Sur la semana pasada, y dice que sus tropas deben permanecer sobre el terreno para mantener el control de la situación y evitar mayores conflictos.

"Acuso al Gobierno de Rusia de una política deliberada de limpieza étnica", dijo Saakashvili el jueves por la noche.

"Hemos recibido 14,000 denuncias de ataques brutales, asesinatos, violaciones e internamiento de personas en violación de las normas de la Convención de Ginebra y el derecho internacional humanitario", agregó.

Moscú atacó Georgia la semana pasada después de que Tiflis enviara un contingente a Osetia del Sur para intentar recuperar el control de la provincia, que se independizó de facto tras una guerra en la década de 1990.

El viernes seguía habiendo tropas y vehículos de combate rusos en territorio georgiano, en lo que se ha convertido en la mayor demostración de fuerza de Moscú fuera de sus fronteras después del hundimiento de la Unión Soviética en 1991.

Naciones Unidas ha mostrado su preocupación por la anarquía en las zonas afectadas por la guerra. Varios testigos han hablado de milicias osetias atacando pueblos y robando autos.

Estados Unidos, un gran aliado de Georgia, ha acusado a Rusia de intentar "castigar a Georgia por integrarse en Occidente", y amenazó con graves consecuencias durante los próximos años a no ser que se eche atrás.

Polonia acepta escudo anti misiles

En una decisión que endurece aún más los lazos de Rusia con Washington, Polonia aceptó el jueves acoger en su territorio elementos de un sistema estadounidense anti misiles luego de que Washington acordó instalar allí una bateria de misiles Patriot en medio de la crisis en el Cáucaso.

Rusia ve a los planes para un sistema anti misiles en Europa Oriental como una seria amenaza a su seguridad nacional, y ha prometido responder.

Un fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso dijo a agencias de noticias locales que la prisa con que se resolvió el acuerdo entre Polonia y Estados Unidos "probaba" que el sistema estaba dirigido a Rusia.

Georgia no ha firmado formalmente todavía el acuerdo de paz patrocinado esta semana por Francia, y Saakashvili no se ha mostrado muy convencido.

"Seguimos en el proceso negociador (...) Los rusos están intentando justificar su invasión y legalizar su presencia en Georgia", declaró a la cadena de televisión CNN. "Creo que deberíamos estudiarlo (el acuerdo de paz) con más cuidado", agregó el mandatario.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, se reunirá el viernes con el presidente ruso, Dmitry Medvedev, en Sochi -cerca de la frontera con Georgia-, para instar a Rusia a utilizar la diplomacia en su enfrentamiento con su pequeño vecino.

El viernes, tanques rusos y vehículos blindados volvían a bloquear la principal entrada a la ciudad georgiana clave de Gori, 70 kilómetros al oeste de Tiflis, según testimonios de un corresponsal de Reuters.

Ahora ve
No te pierdas