El campo argentino reactiva protestas

Productores aseguran que quieren lanzar una ‘advertencia’ al gobierno para que ajuste sus polít por el momento se descartan el cierre de caminos, pero se concentrarán en manifestaciones.
El agro argentino se mantiene en pie de lucha contra las pol  (Foto: )
BUENOS AIRES (CNN) -

Productores rurales argentinos retomaron este lunes las protestas en contra de la política oficial hacia el sector, un mes después de que levantaron una extensa huelga tras lograr que no fuera aplicado un impuesto a exportaciones agrícolas.

En esta oportunidad, representantes del sector dijeron que quieren lanzar una "advertencia" al gobierno de la presidenta Cristina Fernández, aún golpeado por la crisis causada por cuatro meses de huelgas y bloqueos de rutas, porque consideran que la marcha atrás del sector oficial no ha sido suficiente.

"Este problema agropecuario no se resolvió, lo que se hizo fue despejar un obstáculo. Esto (la protesta) tiene tono de advertencia, estamos marcando el malestar", aseguró Eduardo Buzzi, presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), una de las cuatro asociaciones rurales enfrentadas con el gobierno.

Con tractores en las rutas de Santa Fe, una de las mayores provincias productoras de soja del país, la FAA inició el lunes los reclamos, que continuarán con una manifestación en la provincia de Entre Ríos y a lo largo de la semana con otras protestas de las demás entidades del campo.

Dirigentes rurales piden al gobierno que cobre a productores de pequeña escala menos impuestos a las exportaciones de granos y subproductos -una segmentación prevista en el proyecto oficial que fue dado de baja-, además de soluciones a problemas que consideran que actualmente atraviesan los sectores ganadero y lechero.

Por el momento, las protestas no incluirán cortes de rutas ni paros, pero los productores reclamaron rápidas soluciones.

"No se está planteando un paro agropecuario (...) todavía. Los tiempos se están agotando. Estamos con un malestar creciente", dijo Buzzi al canal de televisión Todo Noticias.

La nueva protesta ocurre luego de reuniones infructíferas entre dirigentes rurales y el gobierno, que mantienen una relación tensa pese a que ha pasado un mes de que el campo celebrara el rechazo del Congreso a la medida impositiva oficialista, representando un duro golpe para la presidenta.

En marzo, los chacareros iniciaron una serie de huelgas comerciales y cortes de rutas contra un impuesto aplicado por el gobierno, lo que generó desabastecimiento de alimentos en las ciudades y trabó las exportaciones de granos de Argentina, uno de los mayores proveedores mundiales de bienes agrícolas.

Los productores, que hasta el 2007 sufrieron el maltrato del gobierno de Néstor Kirchner -marido de la actual presidenta-, se quejaban porque el nuevo esquema impositivo imponía una tasa muy elevada para la soja, el principal producto de exportación del país y fuente de importantes divisas para el fisco.

Pero el gobierno argumentaba que el impuesto permitiría contener los precios domésticos de los alimentos a través de un aumento de la oferta y que la mayor recaudación fiscal sería destinada a sectores postergados de la sociedad.

El conflicto despertó un fuerte fervor político en la población, que realizó masivas manifestaciones callejeras a favor y en contra del sector rural, mientras que la imagen positiva de la presidenta Fernández -que asumió en diciembre pasado- sufrió una brusca caída.

La crisis, que afectó también a los mercados financieros locales, concluyó en julio con la desactivación del impuesto luego del rechazo del Congreso al proyecto de la presidenta, lo que llevó a la renuncia del entonces jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y despertó la algarabía de los chacareros.

Ahora ve
No te pierdas