Secuestros en México, asunto de 4

Las organizaciones criminales no sólo operan en México sino en EU, Guatemala y Belice; el especialista en secuestros, Adolph Saenz, recomienda trabajar con los países colindantes.
El próximo 30 de agosto será la marcha en contra de los secu
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El presidente mexicano Felipe Calderón debería trabajar en coordinación más estrecha con los gobiernos de Estados Unidos y los países colindantes en la frontera sur, para llevar a cabo una operación en conjunto y así disminuir la ola de secuestros en aumento en el país, dijo un experto ex funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos.

“Las organizaciones que maniobran los secuestros no nada más tienen operaciones en el país sino en los colindantes”, como EU, Belice y Guatemala, precisó en entrevista el especialista en secuestros, clasificado por el gobierno estadounidense, Joseph Saenz.

Hasta el momento no se ha hecho público que exista un programa oficial de cooperación antisecuestros así como el ASPAN o la Iniciativa Mérida, entre ambos gobiernos, mencionó por separado el especialista en derecho internacional, Miguel Ángel Lugo.

Sin embargo, “se ha dado ese asesoramiento (por ejemplo) de las policías del FBI que han cruzado las fronteras para dar esa ayuda a México, (…) y también lo han dado la CIA, la DEA y algunos institutos privados de Nueva York y Nueva Jersey”, dijo Lugo, quien también es investigador de la facultad de derecho de la Universidad Panamericana.

Desde la firma del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (1994), estos países mantienen una cooperación en combate a la delincuencia organizada a través de las extradiciones, la información en el lavado de dinero y localización de empresas que trabajan con bandas delictivas.

Nivel de secuestros en números rojos

Los secuestros en México han ido en aumento en los dos últimos años, tan solo en 2007 hubo un incremento de 35%, al denunciase unos 438 casos de manera oficial (desde los 325 en 2006), pero se estima que la cifra ‘negra’ podría haber sido de más de 700 por los secuestros que no se notificaron ante el Ministerio Público.

Saenz, quien asesoró al gobierno de Colombia entre 1979 y 1980 para reducir el aumento de los secuestros, recomienda a México que los castigos sean más severos para los delincuentes, es decir, desde la cadena perpetua y la pena de muerte, pero estas sentencias tienen que ser dictadas por una corte militar.

En México el secuestro está considerado como un delito del fueron común y no entra en las funciones del Ejército dictar sentencias para estas personas.

El mandatario mexicano envió recientemente una iniciativa al Congreso de la Unión para castigar con cadena perpetua a los secuestradores en diferentes términos: para los que pertenezcan a las fuerzas policíacas, a los que maten, torturen o maltraten a sus víctimas, para los que secuestren a menores, mujeres y personas incapaces y para quienes traten de llevar fuera del país a un menor con fines de lucro.

Expertos consultados en materia penal han mencionado que incrementar el periodo de cárcel a cadena perpetua, no solucionará el problema de raíz, por lo que exhortan a las autoridades federales a tomar medidas más estrictas para los delincuentes y que trabajen en coordinación con las autoridades estatales y municipales del país.

El delito de secuestro se solucionará si el país afectado invierte en inteligencia, tecnología, armamento y combate en la corrupción, precisó Joseph Saenz, quien en 2007 trabajó para el gobierno de Estados Unidos como consultor experto para realizar proyectos de combate en la frontera de Irak en contra de terroristas.

Policías

“En México los policías, a veces, si no toman el dinero (que les ofrecen los delincuentes), si no cooperan, están en mucho peligro. En Colombia no se daba mucho la mordida porque los policías eran mejor pagados, al contrario de lo que sucede en México”, dijo Saenz.

El experto colocó al país como uno de los más peligros en América Latina en materia de secuestros, por la forma de operar de las organizaciones y la violencia que ocupan en manejo de la víctima, que en muchas ocasiones matan aun cuando hayan cobrado el rescate.

El caso más reciente y que conmocionó hasta las altas esferas empresariales en México, fue el de Fernando Martí, quien murió casi dos meses después de ser secuestrado en un falso retén de policía al sur de la Ciudad de México.

Fernando, hijo del empresario mexicano Alejandro Martí, fue víctima de este delito el pasado 4 de junio. Sus familiares pagaron el rescate, de más de 5 millones de pesos, pero el intercambio del joven nunca se dio.

Las autoridades ahora investigan a Ernesto Mendieta, quien fungió como negociador privado de la familia Martí en el caso que terminó en tragedia. Sin embargo, la policía fue notificada del secuestro días después de que ocurriera pero ésta se mantuvo al margen de los sucesos, supuestamente por petición del mismo padre de la víctima.

Iluminemos México

Para el próximo 30 de agosto varias organizaciones civiles marcharán en son de protesta en la Ciudad de México por pedir un paro a los secuestros y que las autoridades tomen cartas en el asunto.

Grupos empresariales, como la ANTAD, el Consejo Coordinador Empresarial y la Confederación Patronal de la República Mexicana, han manifestado se rechazo a los sucesos recientes ya que estos podrían inhibir los proyectos de inversión y retención de inversiones para el país.

Cadena perpetua en América Latina

País Castigo por secuestro  Consideraciones 
Argentina Cadena perpetua  Sólo cuando los delincuentes causen intencionalmente la muerte de la persona. 
Chile  Cadena perpetua  Si la víctima de secuestro sufre además violación o lesiones, 
Colombia  28 años de cárcel  Se puede agravar si se comete contra una persona discapacitada, cuando hay violencia.

Brasil   30 años de cárcel  Si el secuestro resulta en la muerte de la persona, advirtió el experto en derecho. 

Fuente: Javier Paz, experto en leyes, catedrático de la Universidad Panamericana (UP).

Ahora ve
No te pierdas