OTAN congela relaciones con Rusia

La alianza congeló los contactos regulares con Moscú hasta que se retire definitivamente de Geo el grupo militar acercará sus contactos con Tiflis, aunque no está contemplado su ingreso a la

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, dijo el martes que la alianza estaba congelando los contactos regulares con Rusia hasta que Moscú retirara definitivamente sus tropas de Georgia en línea con un acuerdo de paz.

La alianza militar también acordó aumentar sus contactos con Tiflis, pero se resistió a hacer alguna movida para acelerar su ingreso a la OTAN, una ambición que irritaba a Rusia incluso antes del conflicto de dos semanas por la región separatista de Osetia del Sur.

"Hemos determinado que no podemos seguir la relación como siempre", dijeron los 26 estados de la OTAN en una declaración conjunta emitida tras conversaciones de emergencia en Bruselas.

"La Alianza está considerando seriamente las implicancias de las acciones rusas para la relación OTAN-Rusia", añadió.

El breve comunicado no se refirió explícitamente al pedido estadounidense para que la alianza suspendiera los contactos en el marco del Consejo OTAN-Rusia (NRC por su sigla en inglés), pero De Hoop Scheffer dijo que esos contactos no tendrán lugar bajo las presentes circunstancias.

"No estamos abandonando el Consejo OTAN-Rusia, pero mientras las fuerzas rusas estén ocupando básicamente una gran parte de Georgia no puedo considerar una reunión del Consejo OTAN-Rusia a ningún nivel", dijo en una conferencia de prensa.

"Pero debo agregar que no tenemos la intención de cerrar todas las puertas de comunicación con Rusia", agregó, luego de que varios aliados europeos como Gran Bretaña y Alemania expresaron dudas en cortar completamente los vínculos con Moscú.

La decisión desató una dura condena de Rusia, con el ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, acusando a la alianza de tendenciosa y de querer apoyar a un "régimen criminal" en Tiflis.

Meses de tensión entre Georgia y Rusia estallaron el 7 de agosto, cuando Tiflis buscó recuperar el control de Osetia del Sur. En respuesta Rusia, que apoya a los separatistas, lanzó una masiva contraofensiva que se extendió a otras regiones de Georgia.

Rusia retarda retirada

El presidente ruso Dmitry Medvedev dijo el martes que para el 22 de agosto Rusia iba a retirar sus tropas de Georgia a las posiciones establecidas en un acuerdo de alto al fuego mediado por Francia.

Medvedev dijo al líder francés Nicolas Sarkozy por teléfono que "para el 22 de agosto, una parte de las fuerzas de paz se retirará a la zona de seguridad temporal", dijo el Kremlin en un comunicado.

"El contingente restante que fue usado para reforzar las fuerzas de paz será retirado al territorio de Osetia del Sur y Rusia", dijo el Kremlin.

Ahora ve
No te pierdas