'Fay' se debilita a su paso por Florida

La tormenta tropical perdió fuerza y provocaba lluvias en Cabo Cañaveral, al este de Florida; el fenómeno dejó 50 muertos a su paso por el Caribe antes de tocar territorio estadounidense.
MIAMI (CNN) -

La tormenta tropical Fay se debilitó el miércoles mientras atravesaba el este de Florida provocando lluvias en la base de despegue de transbordadores de Cabo Cañaveral, lo que disminuye la posibilidad de que recupere la fuerza de huracán que tuvo el día anterior.

La tormenta, que dejó más de 50 muertos en su paso por el Caribe antes de llegar el martes a la península de Florida, se desplazaba hacia el norte a 5 millas por hora (9 kilómetros por hora) cerca del Centro Espacial Kennedy.

Se había pronosticado que Fay, la sexta tormenta de la temporada de huracanes del Atlántico, recorriera la costa oriental de Florida hasta el jueves antes de dirigirse una vez más hacia el oeste, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

"La posibilidad de que Fay alcance la fuerza de huracán se está reduciendo ahora que la tormenta se mueve hacia el norte a lo largo de la costa y no se prevé que se desplace a más de 30 millas náuticas mar adentro durante las próximas 24 a 36 horas", dijo la agencia con base en Miami.

Fay había amenazado con convertirse en un huracán con vientos máximos sostenidos de al menos 74 mph (119 kph) por hora antes de atravesar Key West el lunes y nuevamente el martes en dirección contraria antes de tocar tierra por segunda vez cerca de Naples, en el suroeste de Florida.

En ese momento sorprendió a los expertos en huracanes al cobrar mayor fuerza sobre la tierra. Las tormentas tropicales son accionadas por las aguas calientes del océano y se debilitan generalmente con rapidez sobre la tierra.

Pero para el miércoles en la mañana, los máximos sostenidos de Fay habían caído a 45 mph (70 kph), indicó el Centro de Huracanes.

La tormenta trajo fuertes lluvias al sur de Florida, donde la lluvia era muy necesaria en un área donde el desarrollo de la pasada década ha vaciado las reservas de agua.

En Florida, uno de los pocos heridos de gravedad que se registró fue un hombre que practicaba kiteboard y fue arrastrado por un poderoso viento que golpeó contra la playa y luego con un edificio cercano en Fort Lauderdale. El hombre fue hospitalizado en condición crítica.

Ahora ve
No te pierdas