FARC tiene 29 rehenes para intercambio

La guerrilla colombiana reveló el número de secuestrados que busca cambiar por presos; la propuesta del intercambio humanitario ha sido rechazada en el pasado por el presidente Uribe
BOGOTÁ (CNN) -

La mayor guerrilla izquierdista de Colombia reveló el jueves que son 29 los rehenes que mantiene en su poder para un intercambio por rebeldes presos con el gobierno, cuatro más de los reconocidos hasta el momento por las autoridades.

En un comunicado publicado a través de la Agencia de Noticias de la Nueva Colombia (ANNCOL), las FARC anunciaron que mantienen su propuesta para un intercambio humanitario, que ha sido rechazada en el pasado por el presidente Álvaro Uribe.

"Mantenemos la propuesta de intercambio humanitario", dijeron las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que revelaron los nombres y los 29 rehenes que mantienen en sus campamentos y que incluyen un ex congresista, un ex diputado regional, un ex gobernador y 26 efectivos del Ejército y de la Policía.

De acuerdo con el Gobierno y sus fuerzas de seguridad la guerrilla mantenía hasta finales de junio secuestrados a 40 rehenes por motivos políticos que buscaba intercambiar por 500 rebeldes presos en las cárceles del Estado.

A comienzos de julio el Ejército rescató, en una cinematográfica operación en la que engañó a las FARC y en la que no hizo un solo disparo, a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, tres estadounidenses y 11 efectivos del Ejército y de la Policía que permanecieron secuestrados durante años en la selva.

La guerrilla reiteró que la fuga de los 15 "prisioneros de guerra" fue un golpe de mano que se dio por la traición de dos mandos rebeldes.

Las FARC exigen que el Gobierno retire el Ejército y la Policía de una zona montañosa de 780 kilómetros cuadrados, en el suroeste del país, para crear una zona de seguridad en la que sus delegados y los del Gobierno se reúnan a negociar un acuerdo humanitario.

Pero Uribe, quien con el apoyo de Estados Unidos impulsa una ofensiva militar contra la guerrilla, a la que obligó a replegarse de regiones montañosas y selváticas que controlaron por años, se niega con el argumento de que el grupo rebelde busca sacar ventaja y recuperar a sus golpeadas estructuras.

Las posiciones inflexibles de las partes han impedido llegar a un acuerdo para poner fin al drama de los rehenes, algunos de los que llevan más de 10 años secuestrados en campamentos rebeldes en medio de la jungla.

Algunos familiares de militares secuestrados sostienen que después del rescate de Betancourt y los tres estadounidenses, los rehenes de más alto perfil, ha disminuido el interés del Gobierno y de la comunidad internacional por el tema del acuerdo humanitario.

Ahora ve
No te pierdas