La obesidad, ¿es saludable?

Un estudio de EU apunta que el 50% de los adultos con sobrepeso, no tienen problemas de salud; también se detectó que el 33% mostró niveles de sangre iguales a los de la población no obesa.
De acuerdo con la OMS, al menos 400 millones de adultos en t  (Foto: )
CHICAGO (AP) -

Un nuevo estudio sugiere que un sorprendente número de personas con sobrepeso —aproximadamente la mitad— tienen una presión sanguínea normal y niveles estables de colesterol, al tiempo que halló que un número igualmente sorprendente de personas delgadas sufren esos males asociados a la obesidad.

El primer cálculo a nivel nacional de este tipo refuerza la idea de que se puede ser corpulento y al mismo tiempo saludable, o al menos más saludable de lo que se cree.

Los resultados también demuestran que los estereotipos sobre el tamaño corporal pueden ser engañosos, e incluso la gente "menos voluptuosa" puede enfrentar los mismos factores de riesgo asociados con la obesidad, afirmó la autora del estudio, MaryFran Sowers, especialista en obesidad de la Universidad de Michigan.

"Realmente estamos hablando de dar un vistazo con un lente muy diferente" al peso y los riesgos de la salud, agregó Sowers.

Aproximadamente 51% de los adultos con sobrepeso, casi 36 millones de personas en todo Estados Unidos, tienen niveles normales de presión sanguínea, colesterol, azúcar en la sangre y grasas de la sangre llamadas triglicéridos, según la investigación.

Casi un tercio de los adultos obesos, unos 20 millones de personas, se encontraban en este mismo rango de salud, lo que significa que en su sangre ninguno o sólo uno de esos niveles era anormal.

Por otra parte, una cuarta parte de los adultos que se encontraban en el rango de peso recomendado presentaban niveles insalubres de esos componentes, lo que significa que aproximadamente 16 millones de ellos tienen riesgo de padecer problemas cardiacos.

No es un secreto que las personas delgadas pueden desarrollar problemas relacionados con el corazón, mientras que con frecuencia la gente gorda no los tiene. Pero que millones de personas desafíen los estereotipos será una sorpresa para muchas personas, afirmó Sowers.

A pesar de todo, aún hay discrepancias sobre la exactitud de los métodos estándar para calcular si una persona tiene sobrepeso.

Las autoridades de salud se apoyan en el índice de masa corporal, una relación entre el peso y la altura que no hace distinciones entre el tejido graso y el tejido magro. Las limitaciones de ese método fueron subrayadas hace unos años cuando se reportó que, bajo ese sistema de medición, casi la mitad de los jugadores de la NBA serían considerados personas con sobrepeso.

Algunos expertos afirman que el tamaño de la cintura es una forma más exacta para determinar los riesgos de salud que corre una persona. Los resultados del estudio respaldan ese argumento.

Para lograr sus estimaciones, los investigadores revisaron encuestas representativas realizadas por el gobierno a nivel nacional que incluyeron a 5,440 personas de 20 años de edad o mayores, y extrapolaron los resultados para hacer sus estimaciones finales.

Ahora ve
No te pierdas