Registro de celulares, en puerta

El Congreso discutirá una ley que obligará a suscriptores de telefonía móvil a identificarse; la iniciativa presentada desde enero pasado busca apoyar el combate a la delincuencia.
Unas 7,000 llamadas relacionadas con secuestros o extorsione
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Diputados y Senadores manifestaron su intención de discutir y aprobar en este año la creación de un registro de todos los suscriptores de telefonía celular, tanto de prepago como de pospago, con el fin de disminuir que los aparatos sean utilizados por la delincuencia organizada.

En el Congreso hay dos iniciativas de reforma al artículo 68 de la Ley Federal de Telecomunicaciones que buscan obligar a los operadores de telefonía móvil a crear una base de datos de sus usuarios, la cualsería administrada por la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

“Desde enero presenté la iniciativa y la Cofetel a penas respondió tras la muerte de Fernando Martí”, dijo en entrevista el diputado Marco Orozco (PAN).

La propuesta, a la que se le agregarán los aspectos técnicos que la semana pasada propuso la Cofetel.

Sin embargo, operadores de telefonía manifestaron sus dudas sobre la efectividad de la propuesta.

“Se tiene que hacer un análisis de fondo, no es tan simple y mediático como lo presentó la Cofetel”, dijo Isabel Suárez, vocera de Telefónica Mexico.

Firmas de telefonía, a través de cabilderos, buscaron en enero pasado impedir que se creara una base de datos de usuarios de telefonía móvil, dijo el diputado Orozco, tras destacar que el argumento era una posible baja en el número de suscriptores.

“A nosotros lo que más nos importa es la seguridad, pero hay muchos mecanismos para evitar el rastreo de números, la compra de tarjetas y su uso a través de Internet, hay que analizarlo”, dijo Suárez.

“Las empresas ganan suficientemente bien para llevar una base de datos, no les afectará sus intereses económicos”, dijo Orozco.

Unos 10,000 mensajes de texto y 7,000 llamadas de telefonía celular relacionadas con el secuestro y la extorsión registró la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en todo el país durante este año.

México secuestrado

La Cofetel propuso que la base de datos con el nombre y dirección de los más de 72.1 millones de suscriptores de telefonía móvil sea responsabilidad de cada concesionario, lo que permitirá que la autoridad judicial detecte los aparatos que son utilizados en secuestros y extorsiones.

En lo que escribía este artículo una periodista me comentó por Internet que recibió una llamada en su teléfono celular que le advertía del supuesto secuestro de su hija, aunque ella no es madre. Al marcar el número del que procedía la llamada la persona que contestó dijo que supuestamente era “una oficina de la AFI”, siglas de la Agencia Federal de Investigaciones.

Estas llamadas se han convertido en una de las formas más comunes de la delincuencia.

En enero pasado el diputado Orozco propuso modificaciones al artículo 68 de la Ley Federal de Telecomunicaciones para obligar a las compañías telefónicas a verificar la identidad del comprador de algún aparato telefónico o chip que contenga un número de telefonía móvil mediante copia de algún documento oficial como pasaporte o credencial de elector.

En México hay unos 72.1 millones de suscriptores de telefonía, tan solo en mayo el número de mensajes de texto (SMS) aumentó 63% de forma anual a un promedio de 45 mensajes por teléfono activo.

En el Senado de la República hay una iniciativa similar presentada por el legislador Mario López Valdez (PRI) que señala que las compañías de telefonía celular tendrán la obligación de conservar el registro de todas las llamadas durante 12 meses  e incluye el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Celular que sería elaborado, controlado y actualizado por la Cofetel.

Ejecutivos de Telcel, la subsidiaria de América Móvil se limitaron a decir que la decisión de una base de datos corresponde a las autoridades reguladoras, mientras que no fue posible contactar a ejecutivos de Iusacell.

Ahora ve
No te pierdas