Hillary, orgullosa partidaria de Obama

La senadora Clinton instó a los miembros del Partido Demócrata a unirse en torno a Barack; dijo que este es el momento de la unión y ninguno puede darse el lujo de quedarse a un costado.
Obama atento al discurso que dio Clinton en la Convención De
DENVER (CNN) -

Hillary Clinton realizó el martes un llamado por la unidad del Partido Demócrata, prometiendo que trabajará por Barack Obama y desafiando a sus partidarios para que entierren su molestia y apoyen la candidatura del senador por Illinois a la Casa Blanca.

Clinton, una senadora por Nueva York, elogió a Obama y dijo que los demócratas no deberían quedarse a un costado viendo como el candidato presidencial republicano John McCain toma la Casa Blanca y "aplasta la promesa de nuestro país".

"Sin importar si votaron por mí o por Barack, este es el momento de unirse como un solo partido con un único propósito", dijo Clinton en un discurso ante los demócratas con la esperanza de terminar con una prolongada división al interior del partido luego de la dura campaña por la nominación.

"No a McCain. Barack Obama es mi candidato y él debe ser nuestro presidente", dijo Clinton a una multitud animada que ondeaba un mar de letreros azules con su nombre.

Clinton utilizó su esperado turno para decir que es momento de que los demócratas se unan para ayudar al senador por Illinois a vencer a McCain en la elección del 4 de noviembre y poner a un miembro del partido en la Casa Blanca que pueda comenzar a cambiar la debilitada economía de Estados Unidos.

"Cuando Barack Obama esté en la Casa Blanca, él revitalizará nuestra economía, defenderá a la gente trabajadora de Estados Unidos y enfrentará los desafíos mundiales de nuestro tiempo", sostuvo Clinton.

Su marido, el ex presidente Bill Clinton, observó el discurso desde un balcón. En un momento, sus ojos se llenaron de lágrimas y dijo "te amo".

Obama vio el discurso por televisión en Billings, Montana, mientras se dirigía a Denver para aceptar la nominación en la noche del jueves. "Ese fue un discurso fuerte", comentó.

Clinton también criticó a McCain, un senador por Arizona al que llamó "mi colega y amigo".

"Pero no necesitamos otros cuatro años más como los últimos ocho", afirmó, relacionando a McCain con las políticas del presidente republicano George W. Bush.

El segundo día de la convención se centró en temas económicos y los oradores elogiaron los planes de Obama para ayudar a los votantes de clase baja y media, que sufren la desaceleración de la economía de Estados Unidos, que según las encuestas será el tema principal en los próximos meses.

"John McCain dice que la economía está bien. John McCain no cree que 47 millones de personas sin seguro médico sea una crisis. John McCain quiere privatizar la seguridad social. Y en el 2008, él aún cree que está bien que las mujeres no ganen los mismo por un trabajo equivalente", sostuvo Clinton.

"Con una agenda como esa, tiene sentido que George Bush y John McCain estén juntos la próxima semana en las ciudades gemelas. Porque actualmente es muy difícil separarlos", sostuvo.

Ahora ve
No te pierdas