Bill Clinton se suma al apoyo por Obama

El ex presidente dará un discurso en la convención demócrata en el que se espera apoye al candi el soporte de Bill y Hillary Clinton será fundamental para que Obama logre llegar a la Casa Bla
Bill Clinton se alista para hacer una nueva campaña a favor  (Foto: )
DENVER, EU (CNN) -

El ex presidente Bill Clinton demostrará el miércoles cuán duro está dispuesto a luchar para conseguir más apoyo a Barack Obama ante la convención de un dividido Partido Demócrata, que intenta unirse para hacer frente a los republicanos en la lucha por la Casa Blanca.

En el último gran día de los Clinton, tras la intervención de la ex aspirante demócrata Hillary Clinton en la noche del martes, el ex mandatario dará un discurso en horario central el miércoles ante los demócratas, reunidos para nominar formalmente a Obama como su candidato presidencial.

Obama, un senador por Illinois de 47 años, derrotó a Hillary Clinton en una apretada carrera, pero aún no consigue ganar la atención de todos los partidarios de la ex primera dama, según las encuestas.

Cada voto será clave a la hora de enfrentar al republicano John McCain en las elecciones el 4 de noviembre.

Tras una parada para realizar actos de campaña con veteranos en Billings, Montana, Obama llegará a Denver, donde aceptará la nominación demócrata el jueves.

Se prevé que Clinton, senadora por Nueva York de 60 años y quien dio un sólido respaldo en su discurso a Obama, liberará a sus delegados para que apoyen a su compañero de partido el miércoles.

"Barack Obama es mi candidato", dijo en un discurso en el cual no dejó dudas de su deseo de dejar de lado las quejas y buscar la unidad del partido. "Y debe ser nuestro presidente".

Los participantes de la convención, que buscan ansiosamente recuperar la Casa Blanca tras ocho años del republicano George W. Bush en el poder, también escucharán al hombre que probablemente liderará el ataque contra McCain: el candidato a vicepresidente de Obama Joe Biden, veterano senador por Delaware.

Ello se produciría mientras los demócratas intentan transmitir el mensaje de que McCain está alejado de las preocupaciones económicas cotidianas de los estadounidenses.

Pero el punto clave de la jornada llegará cuando Bill Clinton suba al escenario.

Más que a su esposa, a Clinton le ha costado reconciliarse con Obama.

En las primarias, el aspirante que se convertiría en el primer presidente negro de Estados Unidos en caso de ganar, acusó a Clinton de inyectar la política racial en la campaña.

"Los sentimientos de Bill Clinton están heridos. Su ego está herido", dijo Brandon Hines, que con 20 años es el delegado más joven de Michigan. "Creo que va a inclinarse por Obama".

El ex presidente pudo ser visto en la noche del martes sentado en la audiencia y aplaudiendo a su mujer mientras Hillary pedía apoyo para Obama.

Los republicanos, que han instalado un puesto en Denver, están intentando explotar cualquier señal de división entre sus rivales.

Después de meses de ocupar el segundo puesto detrás de Obama en los sondeos de opinión, McCain expresó su sorpresa cuando un sondeo diario de Gallup le dio una ventaja del 46 por ciento frente al 44 de su rival.

La leve caída de Obama ha generado algo de ansiedad entre los demócratas, que creen que la estrategia debe ser atacar agresivamente a McCain, una propuesta a la que Hillary Clinton se sumó con entusiasmo.

"John McCain es mi colega y mi amigo. Sirvió para nuestro país con honor y coraje. Pero no necesitamos cuatro años más como los últimos ocho años", dijo.

Ahora ve
No te pierdas