‘Gustav’ libra a McCain de las críticas

El huracán azotó a EU y provocó la cancelación de eventos de la convención republicana; el candidato a la presidencia se vio librado de la asistencia de Bush y las críticas que conlle
La política de Bush en torno a la guerra de Irak despierta p  (Foto: )
ST. PAUL, EU (CNN) -

El huracán Gustav no sólo está ralentizando la gran convención partidaria del aspirante presidencial republicano John McCain, también lo está escudando de las críticas demócratas acerca de que su elección equivaldría a un tercer mandato de Bush.

Los organizadores de la convención mantuvieron el lunes sesiones reducidas y eliminaron un discurso planeado del presidente George W. Bush, quien en cambio visitó Texas para supervisar los esfuerzos de alivio para Gustav.

La ausencia del presidente, cuyos niveles de aprobación a nivel nacional merodean en torno al 30%, no evitó que una multitud de hasta 10,000 manifestantes marcharan al centro de la convención, cantando eslóganes contra la guerra y portando carteles criticando a Bush y su actuar sobre Irak.

La policía en equipos antimotines utilizó gas pimienta y bombas de humo y arrestó al menos a 130 manifestantes.

El huracán Gustav azotó el lunes la costa del Golfo de México, antes de bajar de nivel a una tormenta tropical, mientras prevalecía un cese del fuego no oficial entre los partidos, con la mayoría de los republicanos y demócratas conteniéndose ante el paso devastador de la tormenta.

Varios canales de noticias reportaron que Bush podría dirigirse el martes a la convención desde otro lugar, pero la Casa Blanca no quiso confirmar las informaciones. Oficialmente, el presidente no tenía ningún compromiso para el martes.

Estaba previsto que los oradores republicanos pregonaran esta semana las virtudes de McCain e intentaran definir a su rival demócrata, Barack Obama, como un liberal que incrementaría los impuestos.

En cambio, el cónclave en Minnesota viró de la política a recaudar dinero para las víctimas de Gustav, con la ex primera dama de Estados Unidos, Laura Bush, y la esposa de McCain, Cindy, liderando el proceso.

Los demócratas arribaron a St. Paul buscando atacar a McCain luego de que el equipo del republicano arremetió contra Obama durante toda la semana pasada en la convención de nominación de éste último en Denver.

McCain será formalmente nominado por los republicanos el miércoles y el candidato del partido enfrentará a Obama en la elección del 4 de noviembre.

El mensaje de los demócratas es que McCain ofrece "más de lo mismo" en relación a Bush, cuyo manejo del huracán Katrina, hace tres años, fue ampliamente criticado y contribuyó a sus bajos niveles de aprobación.

Aunque McCain se está perdiendo la tribuna de una convención republicana con pompa, tampoco está teniendo que soportar las críticas por las apariciones de Bush y del vicepresidente Dick Cheney, quienes cancelaron viajes a St. Paul para dar discursos.

Mientras Gustav se roba la película en St. Paul, la compañera de fórmula de McCain, la gobernadora de Alaska, Sarah Palin, sí está en el foco de atención.

La sorpresiva elección de Palin ha inyectado cierta nueva energía a la campaña de McCain, llevando mayores multitudes en sus mítines. Desde que el viernes pasado se hizo el anuncio, su campaña recaudó 10 millones de dólares, contribuyendo a un total de agosto de 47 millones de dólares.

Ahora ve
No te pierdas