Tormenta ‘Hanna’ llegaría a EU el sábado

Autoridades desde Nassau a Carolina del Sur avisaban sobre posibles evacuaciones; en el Océano Atlántico, ‘Ike’ se convirtió en un peligroso huracán de categoría 4.
NASSAU, Bahamas (AP) -

La tormenta tropical “Hanna” dejó sin electricidad al sur de las Bahamas el miércoles, mientras autoridades desde Nassau a Carolina del Sur avisaban sobre posibles evacuaciones a medida que la precipitación se dirigía al norte y adquiría fuerza de huracán.

La tormenta, con vientos de 95 kph (60 mph), viró hacia el noroeste después de mantenerse durante días cerca de Haití, donde provocó inundaciones que mataron a 26 personas.

El ministro de Seguridad Nacional de las Bahamas, Tommy Turnquest, canceló cualquier salida de las fuerzas de defensa de las Bahamas para mantener a los soldados alerta en caso de emergencia.

''Pido a la población que tome las medidas de precaución necesarias'', dijo Turnquest durante una rueda de prensa el miércoles.

A medida que "Hanna" se colocaba en el centro del archipiélago del Atlántico, los habitantes de las islas se preocupaban también por otras dos tormentas que se aproximaban: el huracán "Ike" y la tormenta tropical Josephine.

‘Ike’ toma fuerza

"Ike" se convirtió el miércoles en un peligroso huracán de categoría 4 en el Océano Atlántico, con vientos de 135 millas (215 kilómetros) por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

"Ike" es así en el tercer huracán sumamente intenso de la temporada en el Atlántico, en la que ha habido cinco huracanes en total. "Bertha" y "Gustav" fueron los otros huracanes de grandes proporciones.

"Ike" se ubicaba unos 1,038 kilómetros (645 millas) al este noreste de las islas del Sotavento. Avanzaba al oeste-noroeste a unos 29 kph (18 mph).

Es demasiado pronto para determinar si Ike amenazará alguna costa. Por ahora, marchaba detrás de "Hanna".

Un poco más hacia el este, la tormenta tropical Josephine se formó el martes y avanzaba con rumbo oeste a una velocidad de 24 kph (15 mph), con vientos sostenidos máximos de 65 kph (40 mph).

''Tenemos a tres (tormentas) que se acercan y debemos estar preparados'', dijo Frank Augustine, el encargado de una tienda de comestibles, mientras compraban botellas de agua en unos almacenes.

Sólo unas pocas de las 700 islas de las Bahamas están habitadas, pero se encuentran a nivel del mar y carecen de protección natural. En el sur, Hanna dejó sin electricidad a la isla de Mayaguana y forzó el cierre de aeropuertos pequeños, incluidos los de las islas Long y Acklins.

República Dominicana inicia evacuaciones

En República Dominicana, las autoridades reportaron que casi 7,000 personas fueron evacuadas como medida de precaución ante las lluvias dejadas por Hanna, mientras informes oficiales contradictorios reportaron la desaparición de una embarcación en el Océano Atlántico que iba rumbo a Puerto Rico con un grupo de personas.

La Defensa Civil en Nagua, 230 kilómetros al norte de la capital, aseguró que al menos 30 personas están desaparecidas en alta mar, pero la Marina de Guerra informó que sólo tiene constancia de dos.

Minerva Santos, vocera de la Defensa Civil en la zona, sostuvo que el grupo lo componen 30 dominicanos que desde el sábado intentaron viajar de manera ilegal a Puerto Rico y quedaron varados.

En cambio, el vocero de la Marina de Guerra, Benny Batista, comentó que ''sólo sabemos de dos personas porque el resto no llegó a embarcar''.

Se espera que la tormenta pase cerca o sobre el centro de las Bahamas el jueves, antes de adoptar fuerza de huracán. Pero el Centro Nacional de Huracanes con sede en Miami avisó de que su alcance podría aumentar, con vientos que se extenderían a 465 kilómetros (290 millas) desde su vórtice.

'Hana' tocaría EU

El miércoles, el centro de la tormenta estaba al suroeste de las islas Turks y Caicos. Se movía en dirección oeste-noroeste a 16 kph (10 mph) y se espera que aumente la velocidad en un día.

Los meteorólogos señalaron que "Hanna" podría llegar a cualquier parte desde Georgia a Carolina del Norte el sábado y azotar zonas de las costa del Atlántico estadounidense.

"Hanna" continuó empapando a Haití el miércoles, agravando la miseria de un país que ha perdido más de 100 vidas por aludes de tierra e inundaciones desde mediados de agosto, debido a la tormenta tropical "Fay" y el huracán "Gustav".

Las aguas crecidas sumergieron un hospital en el área de Les Cayes, obligando a las enfermeras a mudar a los pacientes a los pisos superiores. Por lo menos 5,000 personas en Les Cayes permanecían en refugios, dijo Jean-Renand Valiere, coordinador del departamento de protección civil.

Las inundaciones seguían impidiendo que soldados de la ONU llegaran a la ciudad occidental de Gonaives, donde el aumento de las aguas barrosas forzó a la gente a buscar resguardo el martes en las azoteas de las casas y otras construcciones, mientras las ráfagas del viento eran tan fuertes que la lluvia golpeaba de forma horizontal.


Ahora ve
No te pierdas