McCain y Obama enfrentados por empleo

El republicano prometió un plan contra el desempleo y criticó a su rival por sus propuestas; el demócrata indicó que la pérdida de trabajos demuestra la necesidad de un cambio en el aborda
El banco otorgará interés del 8% a quien acierte al ganador
CEDARBURG, EU (CNN) -

Los rivales para las elecciones presidenciales estadounidenses John McCain y Barack Obama regresaron el viernes a sus campañas, después de las convenciones partidarias republicana y demócrata, enfrentando opiniones sobre la decaída economía del país.

Horas después de aceptar oficialmente la nominación republicana, McCain y su compañera de fórmula Sarah Palin abrieron la recta final de la carrera a las elecciones del 4 de noviembre en Wisconsin, mientras el demócrata Obama se dirigió a Pensilvania.

Datos oficiales revelaron el viernes que la tasa de desempleo subió inesperadamente a un 6.1% en agosto, añadiendo más preocupación sobre el curso de la economía, un tema que las encuestas de opinión ubican como la mayor preocupación de los votantes.

"Estos son tiempos difíciles", dijo McCain a una multitud de unas 12,000 personas en el suburbio de Milwaukee Cedarburg. "El reporte de empleos de hoy es otro recordatorio".

"Todo lo que ustedes han pedido al gobierno es que permanezca a vuestro lado (...) eso es lo que pretendo hacer", dijo el senador por Arizona, al tiempo que pidió mantener los impuestos bajos y recortarlos cuando fuese posible.

El candidato difundió una declaración prometiendo recapacitar trabajadores y poner en marcha un plan para crear puestos de trabajo.

McCain arremetió contra las propuestas impositivas de Obama, que incluyen un recorte de impuestos para las clases trabajadoras bajas y media, pero considera un aumento para los estadounidenses de más recursos.

"El pueblo estadounidense no puede permitirse una presidencia de Obama", dijo en la declaración.

Pensilvania

Obama, un senador por Illinois, dijo que la pérdida de empleos demuestra la necesidad de un cambio en el abordaje económico que ha tenido el presidente George W. Bush desde que asumió en el 2001.

Hablando ante trabajadores de manufacturas en Pensilvania, Obama criticó a los republicanos por no preocuparse de la economía durante la convención partidaria.

"Tenemos la más alta tasa de desempleo en cinco años, pero ellos no dijeron nada sobre lo que está pasando con la clase media", señaló.

Obama retrató a McCain alejado de los trabajadores estadounidenses comunes.

"John McCain dijo el otro día que pensaba que la economía era fundamentalmente sólida", señaló Obama. "Bueno, ¿qué es más fundamental que tener un empleo?"

"Simplemente, no comprende", dijo el candidato demócrata. "No creo que tenga noción de lo que la gente está pasando".

Obama volvió a plantear sus propuestas para alentar la economía diciendo que impulsaría recortes de impuestos que beneficiarían a un 95% de los estadounidenses, terminando con exenciones impositivas a las compañías que trasladan empleos fuera del país.

La renovada batalla en la arena económica resurgió un día después de que McCain concluyera la convención demócrata con un discurso de aceptación de la candidatura. Obama aceptó oficialmente la nominación demócrata la semana previa.

Ahora ve
No te pierdas