México entra a la era 'post petrolera'

Es necesario empezar a utilizar a las energías renovables como fuente alterna a los hidrocarbur algunas organizaciones ambientales preocupadas por el tema identifican cuál es el camino a toma
El declive de la producción petrolera debe alentar el uso de
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El debate sobre la reforma energética debe tener en cuenta la transición por la que atraviesa México a la era ‘post-petrolera’, sabiendo que los recursos petroleros están en declive y que se debe incluir la utilización y aprovechamiento de las energías renovables, mencionan organizaciones ambientales.

La semana pasada la Red por la Transición Energética distribuyó un texto a las comisiones de energía de las cámaras de senadores y diputados, y a su vez a la Secretaría de Energía, donde exponen las alternativas tecnológicas para que el país haga uso de las energías renovables.

El documento pronostica que mientras no se utilicen las energías alternas, crecerá el uso de los hidrocarburos, carbón y la energía nucleoeléctrica, entre otras, y esto amenazará seriamente la calidad del medio ambiente de nuestro planeta.

Los actores políticos “deben buscar y aprovechar sustentablemente los recursos renovables y los desarrollos derivados que la investigación científica, la tecnología y los mercados han puesto a disposición de la humanidad para sostener y ampliar, en lo posible, la calidad de vida de los habitantes del planeta”, menciona el texto.

Los legisladores en México discuten actualmente una serie de iniciativas de reforma energética enviadas por el presidente de la República y los principales partidos políticos representados en ambas cámaras.

Todo sobre la reforma energética

La producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) ha ido en decadencia en los últimos años, de la mano con su principal pozo Cantarell, ya que se espera que este año cierre con 2.8 millones de barriles diarios (mdbd), desde los 2.978 millones del 2007.

En 2004, la petrolera tuvo una producción récord de 3.383 mdbd, desde ese periodo ésta ha disminuido.

La zona de Cantarell representó en 10 años el 60% de la producción de Pemex, con más de 2.4 mdbd, y aportó más de 3 billones de pesos.

“Para aprovechar a cabalidad las oportunidades de aprovechamiento de las energías renovables y de uso eficiente de la energía, es necesaria la intervención del Estado Mexicano a través de (…) leyes, reglamentos, normas, incentivos fiscales, subsidios directos e instituciones de fomento”, exponen las organizaciones.

11 alternativas para energías renovables

-Las lámparas compactas fluorescentes, que consumen una cuarta parte de la energía que una lámpara convencional para proveer de la misma cantidad de luz.

-La generación eléctrica a partir del viento que, a los precios actuales de los combustibles fósiles, cada vez es más competitiva y puede proporcionar una cobertura a largo plazo en el precio de la energía eléctrica.

-La cogeneración en varias escalas, que puede permitir aprovechar hasta el 90% de la energía primaria suministrada en las instalaciones mismas donde se consume la electricidad, el calos y/o el frío que pueden producir estos sistemas.

-Los sistemas de transporte público, que consumen menos energía por pasajero kilómetro y que acortan los tiempos de desplazamiento en los grandes centros urbanos.

-La nueva generación de tecnología automotriz, con modelos híbridos y de diesel que tienen un rendimiento de combustible significativamente mayor al del promedio de los vehículos convencionales de modelo reciente.

-El uso de energía solar para el calentamiento de agua y la generación de vapor para su aprovechamiento en procesos industriales y/o la generación de electricidad que ya tiene tasas de recuperación de la inversión muy aceptables.

-El mejor diseño de edificios para el uso de la luz natural y menor uso de energía para el confort térmico, y el uso de materiales, productos y componentes constructivos aislantes en las envolventes para reducir ganancias y pérdidas térmicas en edificios que requieren de energéticos convencionales, lo que puede reducir los índices de uso de energéticos en los edificios en más de 50% respecto a los diseños convencionales de la actualidad.

-El aprovechamiento integral de la bioenergía, que puede utilizarse en forma gaseosa, líquida y sólida para mover vehículos, general electricidad o como combustible para preparar alimentos en zonas rurales, generando empleo y oportunidades económicas en las zonas rurales. El uso de agrocombustibles deberá, por supuesto, apegarse a criterios de sustentabilidad, para evitar por ejemplo, impactos negativos en la seguridad alimentaria, lo cual es fácilmente alcanzable con los combustibles de cuarta y quinta generación.

­-El aprovechamiento de la energía contenida en olas marinas y corrientes oceánicas, tanto de mareas como de corrientes permanentes unidireccionales para la generación de electricidad dados los amplios litorales mexicanos.

-El aprovechamiento de la geotermia, no solo en la generación de electricidad sino también de manera integral para la generación de frío y calor en sistemas locales y domésticos.

-La minihidráulica, que ha sido poco aprovechada por un énfasis en las grandes presas.

Varias organizaciones firman el texto, entre ellos se encuentran la Asociación Mexicana de Cogeneración y autoabastecimiento (AMCA), Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE), Asociación Nacional de Energía Solar (ANES), Asociación de Empresas para el Ahorro de Energía en la Edificación (AEAEE).

También lo firman Greenpeace México, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), varios consultores e investigadores, entre otros.

La Red por la Transición Energética se define como un grupo diverso de organizaciones e individuos preocupados por la situación actual y los efectos económicos y ambientales de la producción, transformación y uso final de la energía en México, pero también activas, individual o colectivamente, por la promoción y búsqueda de alternativas.

Ahora ve
No te pierdas