EU admite estar perdiendo en Afganistán

Las fuerzas armadas revisarán su estrategia para combatir los refugios milicianos en ese país; los grupos armados, que se han reagrupado en la frontera con Pakistán, han desatado más violenc
WASHINGTON (CNN) -

Las fuerzas armadas de Estados Unidos admitieron que no están ganando la lucha contra una insurgencia cada vez más mortífera en Afganistán, y dijeron el miércoles que revisarán su estrategia para combatir los refugios de milicianos en Pakistán.

El secretario de Defensa, Robert Gates y el almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto, dijeron ante el comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes que el éxito en Afganistán requerirá de un mayor esfuerzo civil más allá de la fuerza militar.

"Francamente, nos estamos quedando sin tiempo", indicó Mullen.

"No estoy convencido de que estemos ganando en Afganistán. Estoy convencido de que podemos", dijo el funcionario, ofreciendo una sombría evaluación casi 7 años después de que fuerzas lideradas por Estados Unidos derrocaron al régimen talibán tras los ataques del 11 de septiembre del 2001.

La violencia en Afganistán ha escalado en los últimos 2 años, gracias a que los combatientes de al Qaeda y de la insurgencia talibán se reagruparon en la remota región en la frontera entre Afganistán y Pakistán.

Mientras que el presidente George W. Bush ha dicho que enviará más tropas, algunos críticos sostienen que el plan es inadecuado y que cualquier estrategia debe hacer foco también en la parte pakistaní de la frontera, donde según funcionarios estadounidenses estaría escondido Osama bin Laden.

Mullen declaró que él estaba "viendo una estrategia nueva, más abarcadora, para la región" que podría cubrir ambas partes de la frontera, incluidas las regiones tribales de Pakistán.

"Estas dos naciones están inextricablemente ligadas en una insurgencia común que cruza la frontera entre ellas", explicó Mullen.

"Podemos darle caza y matar milicianos cuando cruzan la frontera desde Pakistán (...) pero hasta que trabajemos de manera más estrecha con el Gobierno pakistaní para eliminar los refugios seguros desde los que operan, el enemigo únicamente seguirá llegando", detalló el militar.

Sin referirse directamente a Mullen, el jefe del ejército de Pakistán, el general Ashfaq Kayani, envió un claro mensaje de que las fuerzas extranjeras no serán aceptadas en suelo pakistaní.

"La soberanía y la integridad territorial de nuestro país será defendida a toda costa y ninguna fuerza externa tiene permiso para llevar a cabo operaciones (...) dentro de Pakistán", dijo el general según lo citó un comunicado militar.

Ahora ve
No te pierdas