Bolivia decreta estado de sitio en Pando

El gobierno boliviano tomó esta medida luego de los enfrentamientos que dejaron unos 10 muertos además, abrió un canal de diálogo al aceptar reunirse con uno de sus principales rivales.
LA PAZ (CNN) -

El gobierno boliviano del presidente Evo Morales decretó el estado de sitio en el distrito amazónico de Pando debido a violentos enfrentamientos que han provocado por lo menos 10 muertos.

El decreto fue leído por el ministro de Defensa, Walker San Miguel, en una conferencia de prensa en Palacio de Gobierno.

El Gobierno boliviano abrió este viernes un canal de diálogo con la oposición al aceptar reunirse con uno de sus principales rivales.

El prefecto del sureño departamento de Tarija, donde está la mayor parte de las enormes reservas de gas natural del país, aceptó la cita para sentarse a dialogar en horas de la tarde, en representación de los cuatro distritos de la oposición que radicalizaron sus protestas contra La Paz.

En tanto, el Gobierno informó que los muertos por el violento enfrentamiento del jueves entre militantes opositores y campesinos oficialistas en el norteño departamento amazónico de Pando subieron a 10 desde los ocho reportados, aunque radios cifraron los fallecidos en 14.

La crisis en Bolivia alcanzó en las últimas horas niveles regionales, luego de que Venezuela expulsara al embajador de Estados Unidos en Caracas, en solidaridad con Morales, que ya había declarado al representante de Washington en La Paz como persona no grata acusándolo de aliarse con la oposición para derrocarlo.

El Departamento de Estado aseguró el viernes que la decisión de Venezuela y Bolivia era una muestra de "debilidad y desesperación" debido a los problemas internos. Como respuesta, Washington expulsó a los embajadores de ambos países.

Morales expresó el viernes disposición al "diálogo no sólo (...) con los prefectos, sino con la participación de alcaldes y distintos sectores sociales", reiterando su propósito de realizar un referendo para aplicar una nueva Constitución socialista, que irrita a la oposición, a partir del 2009.

La oposición boliviana está parapetada en los distritos de la región oriental del país, en los que inició procesos de autonomía para oponerse a la nueva carta magna, que profundizaría la nacionalización de los recursos naturales y daría más poder a la mayoría indígena.

Desde hace dos semanas, las protestas se radicalizaron con cortes de rutas, violentas tomas de oficinas públicas y saqueos, especialmente en el departamento de Santa Cruz, donde la policía que responde a Morales no puede controlar la situación.

Las Fuerzas Armadas, que se han mostrado fieles al Gobierno, dejaron en claro que no aceptarían ninguna intromisión de tropas extranjeras en el país, adelantándose a cualquier ofrecimiento que el presidente venezolano, Hugo Chávez, pudiera hacer a Morales.

Ahora ve
No te pierdas