Desaparecen funcionarios de EU y México

Un avión que transportaba a los titulares de una comisión binacional es buscado por las autorid la aeronave hacia un recorrido para inspeccionar un área inundada por el Río Bravo en ambos paí

Autoridades de México y Estados Unidos reactivaron hoy en un área de la frontera la búsqueda del avión en el que viajaban funcionarios de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) y su contraparte mexicana, desaparecido la víspera.

El avión, un Cessna 402, despegó el lunes de El Paso, Texas, alrededor de las 10:00 horas locales (16:00 GMT) lunes con destino a Presidio, donde se esperaba poco después del mediodía, pero nunca llegó.

La aeronave transportaba al piloto y a tres pasajeros, incluyendo comisionado estadounidense de la CILA, Carlos Marín, y a su contra parte el comisionado mexicano Arturo Herrera, además de Jake Brisbin Jr., director ejecutivo del Concilio de Gobierno de Río Grande.

Los comisionados habían planeado sobrevolar el área de Presidio y Ojinaga para inspeccionar el área inundada en fecha reciente por el Río Bravo en ambos lados de la frontera entre México y Estados Unidos.

El avión desapareció cuando la tripulación se desvió para sobrevolar la presa Luis León en territorio mexicano.

Sally Spener, vocera de la división estadounidense de la CILA, dijo a Notimex que la búsqueda se concentra este martes en un área ubicada al oeste de la comunidad fronteriza de Ojinaga, en el estado mexicano de Chihuahua.

Spener dijo que los esfuerzos de localización están siendo encabezados por personal del Ejército mexicano, auxiliados por un helicóptero de la Oficina de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos y personal del Consulado estadounidense en Ciudad Juárez, Chihuahua.

El último contacto que se tuvo con el aparato fue poco después del despegue, cuando el piloto se comunicó con la torre de control del aeropuerto de El Paso.

Los funcionarios desaparecidos encabezan la CILA, un organismo ampliamente reconocido en el mundo como un modelo efectivo de cooperación binacional.

La sección estadounidense del organismo tiene su sede en El Paso, Texas y la parte mexicana en la limítrofe comunidad de Ciudad Juárez.

La CILA trabaja de manera coordinada en ambas partes de la frontera en una variedad de asuntos relacionados al agua, a descargas de drenaje, a trazados de puentes internacionales y otros.

Marín, el comisionado estadounidense de la CILA de 53 años de edad, fue designado al cargo en noviembre de 2006 por el presidente estadounidense George W. Bush.

En Estados Unidos, el cargo de comisionado de la CILA es considerado como una posición de nivel de embajador que debe ser analizada y aprobada por el Senado, con lo que la designación de Marín está aún sujeta a la aprobación del órgano legislativo.

Ahora ve
No te pierdas