Culpan a crimen organizado por atentado

El presidente Felipe Calderón pidió a los ciudadanos evitar el pánico y anunció una acción mili el gobernador de Michoacán dijo que el crimen organizado está detrás del atentado terrorista.
La vigilancia continúa en Morelia luego de los atentados del  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (AP) -

El crimen organizado sería el responsable por la explosión de dos granadas ocurrida durante las celebraciones del Día de la Independencia en que murieron siete personas y fueron heridas más de 100 en la ciudad de Morelia, un ataque terrorista que marca la intensificación de la guerra contra el narcotráfico en el país.

El presidente Felipe Calderón, en un discurso transmitido a nivel nacional, instó a que los ciudadanos evitaran sentir pánico y se comprometió a realizar una acción militar inmediata.

Dos granadas militares de fragmentación estallaron simultáneamente a calles de distancia mientras el gobernador Leonel Godoy daba el tradicional ''grito'' de la independencia en el centro histórico de Morelia, el lunes por la noche, cuando millares de personas se congregaron para los festejos.

''Esos actos ilegales atentan claramente contra nuestra seguridad nacional, fueron cometidos por verdaderos traidores que no tienen el menor respeto por el prójimo o por la patria'', dijo Calderón. ''Se equivocan quienes pretenden que el miedo haga presa de nuestra sociedad y nos inmovilice ...Están condenados al fracaso''.

Desde que asumió el cargo en el 2006, Calderón ha enviado más de 25,000 soldados a zonas del país donde hay operaciones más intensas del narcotráfico. Uno de esos lugares es Michoacán. Los carteles de la droga han respondido con ferocidad, lanzando ataques en pleno día, y causando matanzas. En ocasiones, han decapitado a sus víctimas. La oficina de Godoy informó que el gobernador viajaba a la capital mexicana el martes por la noche, para reunirse con Calderón.

El gobernador de Michoacán Leonel Godoy había terminado de gritar ''Viva México'' desde su balcón cuando las granadas explotaron.

Cientos de familias congregadas en el lugar pensaron al principio que las explosiones eran parte de los juegos pirotécnicos de la celebración. Después una capa densa de humo negro comenzó a elevarse entre la multitud, las campanas de la catedral se quedaron en silencio y la gente comenzó a gritar y correr por las estrechas calles adoquinadas del centro.

Cuando la multitud se marchó sólo los heridos y los muertos quedaban en el suelo de Morelia, la capital del estado de donde es originario Calderón, y considerado uno de los bastiones del narcotráfico.

Tanto los funcionarios estatales de emergencias como la procuraduría de Michoacán informaron que hubo siete muertos.

Godoy, que resultó ileso, dijo que los testigos vieron a un hombre vestido de negro arrojar la granada y pedir perdón por lo que había hecho. Pero no dio otros detalles, y no hubo ninguna adjudicación de los ataques. ''Sin duda ... creemos que fue el crimen organizado'', declaró Godoy a la cadena Televisa.

El ataque del lunes es uno de los más audaces, pues ocurrió en el Día de la Independencia, cuando millones de personas se congregan en las principales plazas del país para celebrar el ''grito'' lanzado en la pequeña población de Dolores, en el estado de Guanajuato, el 15 de septiembre de 1810, y que inició la lucha por la independencia de España, que se prolongó 10 años.

Tras los ataques del lunes que hirieron también mujeres y niños, Godoy anunció la cancelación del desfile del Día de la Independencia en Morelia.

La ciudad está sometida el martes a una intensa vigilancia. Soldados, y policías federales, estatales y locales custodiaban puestos de control en los caminos que conducen a Morelia. Pero no se habían hecho arrestos hasta el momento.

Los familiares de las víctimas realizaban los funerales de sus seres queridos.

Alfredo Sánchez, herrero de 53 años, fue una de las víctimas del ataque. Esperaba a su esposa y a sus hijos para estacionar su auto cuando ocurrieron las explosiones.

Su esposa no sabía nada de lo que había ocurrido hasta que se acercó a la esquina donde lo había dejado y encontró a un grupo de policías bloqueándola.

Se apresuró a un hospital cercano, pero no lo encontró ahí. Después regresó a casa y encendió la televisión para saber lo que ocurría y así fue como vio el cuerpo de su esposo en la calle.

A la mañana siguiente en la Ciudad de México se realizó el tradicional desfile militar del 16 de septiembre, en el que también participó el presidente Calderón. Eunice Arévalo, de 23 años, iba acompañada de otros 10 integrantes de su familia y expresó su temor por el futuro del país.

''No creo que se vaya a detener, solamente va a empeorar'', dijo una estudiante de cocina cuyo padre es un coronel del Ejército. ''Hasta ahora los asesinos habían atacado a otros traficantes, pero ahora parece que lo que veremos serán ataques más violentos contra los ciudadanos comunes, sólo para aturdir a la gente''.

El ataque ocurrió a días de que 24 cadáveres fueron hallados en un área rural cerca de la Ciudad de México. Los cadáveres estaban maniatados y tenían trazas de haber sido ejecutados. Fue una de las matanzas más grandes en la historia reciente de México.

Ahora ve
No te pierdas