El Senado aprueba registro de celulares

El requisito será obligatorio para las líneas contratadas en plan tarifario y las de prepago; los concesionarios que no cumplan serán sancionados con multas de 10,000 a 100,000 salarios mín
La migración de las redes, que soportan a alrededor de 90 mi  (Foto: )
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

El Senado de la República aprobó por unanimidad crear el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, para combatir la extorsión y los secuestros que se efectúan a través de los teléfonos celulares.

Al hablar a favor del dictamen, el senador Mario López Valdez informó que "en México existen 80 millones de teléfonos celulares, de los cuales 95% está en el sistema de prepago, donde nadie tiene un control sobre ellos".

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) indicó que del 4 de diciembre de 2007 al 29 de febrero de este año se reportaron 31,000 llamadas de extorsión en la ciudad de México, donde se han asegurado 5,917 aparatos, cuya propiedad no ha sido acreditada.

A su vez, el senador Rodolfo Dorador Pérez, del Partido Acción Nacional (PAN), dijo que la facilidad para adquirir esos teléfonos y la falta de un registro ha propiciado que haya una alta incidencia en su uso para cometer actos ilícitos.

Los legisladores Pablo Gómez y Silvano Aureoles, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), propusieron instaurar candados para proteger la base de datos que se recopilen, para evitar que las empresas hagan un mal uso de ellos, y proteger los derechos de los usuarios, lo cual también se aprobó.

Según la reforma a la Ley Federal de Telecomunicaciones, el registro será obligatorio tanto en la modalidad de líneas contratadas en plan tarifario como en las de prepago, e incluirá el número y la modalidad de la línea telefónica.

Los concesionarios que no cumplan en tiempo y forma con la creación del registro o la entrega de esa información al Ministerio Público que lo requiera serán sancionados con multas de 10,000 a 100,000 salarios mínimos.

De igual manera, las empresas concesionarias deberán registrar los nombres y domicilios de los usuarios, para poder rastrear e identificar, en caso de ser necesario, cualquier comunicación por medio de los teléfonos celulares.

Ahora, quienes adquieran un celular en cualquier modalidad deberán presentar una identificación oficial, como la credencial del Instituto Federal Electoral (IFE), la CURP o el pasaporte, con su nombre, nacionalidad y domicilio, y además se les tomará la impresión de la huella dactilar.

Las personas morales, además de los requisitos anteriores, deberán registrar la razón social de la empresa, cédula fiscal y el documento que acredite su capacidad para contratar.

El registro incluirá los datos necesarios para rastrear e identificar el origen y destino de las comunicaciones de telefonía móvil y la ubicación digital del posicionamiento geográfico de las líneas telefónicas.

Los concesionarios conservarán los datos durante 12 meses, y deberán entregados al Ministerio Público en un plazo de 72 horas para investigar algún delito grave o relacionado con la delincuencia organizada.

Además, deberán efectuar una campaña para informar a sus clientes de la obligación de registrar y actualizar los datos, presentando el quipo celular o chip inteligente.

Asimismo, si los usuarios revenden, ceden, extravían o les roban el celular, estarán obligados a avisar tanto al concesionario como a la autoridad competente, para que el aparato sea bloqueado mientras se registra el nuevo propietario.

Ahora ve
No te pierdas