Mexicanos apuestan por segunda casa

Adquirir una propiedad de descanso es una inversión para unos y un estilo de vida para otros. ya sea para relajarse, ir a la playa o aislarse, el estilo ‘baby boomer’ va al alza en México.
Ya sea para el descanso, ir a la playa o la relajación, las  (Foto: )
Regina Moctezuma

Comprar una segunda casa no dejará de estar de moda. La tendencia ha sido liderada por los baby boomers, que siguen invirtiendo en este mercado y encuentran México cada vez más atractivo. No obstante, en los últimos tres años ha crecido el número de mexicanos que pasan los fines de semana en sus propiedades lejos del estrés de la ciudad. Una casa de descanso se percibe como una oportunidad de inversión, al igual que la entrada a un estatus social.

“No estás vendiendo una propiedad, estás vendiendo todo un estilo de vida”, dice Wally Hobson, director para las Américas de la consultora NorthCourse Advisory Services. Es un proceso similar al de adquirir un automóvil de lujo; el analista explica que al comprar una casa de descanso, el propietario se enamora de ella y la quiere presumir.

Los que gustan de descansar buscan un espacio que tenga acceso a la cultura y a actividades regionales, según Group RCI, empresa dedicada a las propiedades vacacionales. De 2007 a 2015, la firma estima que los baby boomers generarán una demanda de 690,000 casas para descansar y México proveerá entre 5 y 10% de éstas.

Los lugares populares de descanso en EU fueron, por mucho tiempo, zonas de playa como Miami, en Florida, o de ski, como Aspen, en Colorado. Conforme los estadounidenses cruzaron la frontera hacia México e incrementó el mercado nacional, el país se convirtió en el de mayor crecimiento en la oferta de bienes raíces de turismo en Norteamérica. Este mercado está valuado en 2,000 millones de dólares (mdd) y México es de los favoritos por su medio ambiente, clima y ubicación, con lugares de playa tan cotizados como Acapulco y Puerto Vallarta.

“Me parece que Vallarta es el mejor destino de playa de México y el más consolidado. Tiene un poco de todo. Hay producto desde 250,000 dólares hasta casas de 3 mdd”, dice el arquitecto José Antonio Sánchez, presidente del despacho Central de Arquitectura.

Según Sánchez, hay tres tipos de propietarios: los que salen de fin de semana para romper la rutina a un destino cercano y a veces citadino, los que deciden ir más lejos a la playa y los que buscan un lugar que les brinde aislamiento.

Por su parte, Group RCI clasifica las casas de descanso de lujo en dos tipos: las propiedades fraccionadas o totales y los clubes de residencia privada. Las primeras son casas más pequeñas que el comprador adquiere como una inversión para no sólo disfrutarla, sino poder rentarla y obtener ganancias. Los clubes de residencia privada son productos de lujo absoluto y para el disfrute exclusivo del dueño.

Más allá de saber qué variedad de propietario eres, lo que debes tener claro es qué estilo de vida persigues y deseas reflejar. Hay una casa de descanso para cada personalidad, bolsillo y ritual de relajación.

EN BUSCA DE LA RELAJACIÓN
En México, los lugares favoritos para el descanso son:
Aislamiento: Tepoztlán, Malinalco, Ajijic y Chapala; las dos últimas en Jalisco.
Ciudades pequeñas: Cuernavaca, San Miguel de Allende, Valle de Bravo.
Playa: Acapulco, Cancún o Playa del Carmen, Ixtapa y Puerto Vallarta.

En el mundo, los que quieren descansar prefieren comprar en:
Playa / río / lago: 63%
Montaña: 23%
Lugares de recreación: 9%
Centros culturales históricos: 5%

Fuente: Arquitecto José Antonio Sánchez y Group RCI.

Ahora ve
No te pierdas