Rescate en puerta: asesor de Obama

Peter Romero prevé que antes del sábado el Congreso aprobará el plan de rescate financiero en E el asesor del candidato demócrata dijo que el acuerdo debe apoyar más a los contribuyentes.
El candidato ofrece propuesta para el plan de rescate financ
José Manuel Martínez
NUEVO LEÓN (CNNExpansión) -

Los legisladores republicanos y demócratas tendrán que llegar a un acuerdo que se oriente a apoyar más a los contribuyentes que han caído en problemas financieros, dijo Peter Romero, experto en política internacional y ex subsecretario de Estado estadounidense.

"Soy optimista, antes del sábado el Congreso aprobará un plan que no será importante en términos de mercado, pero que generará confianza", dijo en entrevista Romero, quien es también integrante del Consejo Internacional de Stanford Financial Group.

Al reconocer que la crisis financiera beneficia en votos al candidato demócrata, el consultor político destacó que la disyuntiva de los legisladores se encuentra entre dejar al mercado que resuelva el problema financiero, como lo desean los republicanos, o de otorgar un beneficio más claro para los contribuyentes como lo proponen los demócratas.

El plan es en realidad un símbolo que dará confianza y, que junto con las acciones de la Fed (Banco Central), son medidas que fortalecen a la economía, dijo Romero.

Explicó que el Banco Central estadounidense tiene los instrumentos necesarios a través de la tasa de interés para regenerar el circuito del crédito y alentar la debilitada economía.

La Cámara de Representantes rechazó sorpresivamente el lunes la Ley de Estabilización Económica de Emergencia de 2008 propuesta por el Gobierno del presidente George Bush, que pretende librar a las instituciones financieras de los activos tóxicos que han provocado la crisis financiera más importante de Estados Unidos desde la gran depresión de 1929.

Romero consideró que la crisis no se puede atacar sólo con limitar los sueldos y compensaciones de los presidentes y directores de las instituciones financieras que decidan acogerse al plan de rescate.

Lo mejor que pudiera ocurrir políticamente es que la crisis continúe cinco semanas más antes de las elecciones, dijo.

Pero reconoció que lo más importante es que el problema se resuelva para el largo plazo y se restaure la confianza a través de un programa que, dijo, no debe centrarse en el costo total, que se ha estimado en 700,000 millones de dólares, sino en las posibilidades de reducir su monto y beneficiar a quienes han perdido o están a punto de perder su casa.

Es indispensable que se establezcan los programas que apoyen a los acreditados que han caído en insolvencia, que no han logrado cumplir sus compromisos.

Indicó que la crisis financiera sucede en el peor momento de Estados Unidos, porque conseguir coherencias a unos días de las elecciones es muy difícil

Romero destacó que, si bien el 90% del electorado no quiere gastar en un rescate financiero, es necesario explicar que la crisis tiene una profundidad tan grande que es necesario un plan cuyo costo puede ser menor si se sabe manejar.

La idea de los demócratas es que si el Gobierno adquiere los activos tóxicos, se logre la mayor recuperación con su bursatilización, y Henry Paulson, el secretario del Tesoro, es experto en el manejo de esos documentos en los mercados.

Ahora ve
No te pierdas