Las ‘papitas’ se autorregulan

Unas 26 compañías de alimentos se comprometen a realizar publicidad responsable; 60% de las madres opinan que los malos hábitos alimenticios de sus hijos son por la publicidad.
Los fabricantes de refrescos, botanas y pan, entre otros se
José Manuel Martínez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las principales compañías mexicanas de botanas, refrescos y pan, firmaron recientemente un convenio que pretende promover la realización y emisión de publicidad de alimentos dirigida a los niños de manera responsable.

El Código de Autorregulación de Publicidad de Alimentos y Bebidas No alcohólicas dirigida al Público Infantil (PABI) nace ante el elevado crecimiento de las enfermedades causadas por la obesidad y una futura regulación sobre la venta de diversos productos en las escuelas primarias y secundarias del país.

El 60% de las madres que trabajan opinan que los malos hábitos alimenticios de sus hijos se deben a la publicidad según un estudio de DLR Group, firma de investigación.

Por ello, las empresas de alimentos como Barcel, Bimbo, Cadbury, ConAgra, La Costeña, Jumex, Coca-Cola y Sabritas, entre otras  se comprometen a no incitar al sobre consumo, no atribuir valores nutritivos cuando no los tengan, no desarrollar expectativas de superioridad frente a otros alimentos ni utilizar imperativos, entre 30 puntos básicos.

“La empresa que viole el código será sancionada con una amonestación, si reincide se le expulsa del acuerdo y se le sanciona con la exhibición pública”, dijo Lorena Cerdán vocera de ConMéxico organización que promueve el PABI.

Este código entrará en vigor el primero de enero de 2009 y su ejecución será vigilada por el Consejo de Autorregulación Ética Publicitaria (Conar) en el que participan desde las agencias de publicidad, anunciantes y medios de comunicación.

Alrededor del 60% de los niños en México comen alimentos chatarra; el 74% come lo que quiere y se le antoja, y solamente hacen ejercicio un promedio de 2.7 días a la semana por 47.3 minutos cada vez, según la encuesta de DLR.

Las empresas que firmaron el PABI representan más del 75% de la publicidad de alimentos y bebidas no alcohólicas en medios como radio, televisión e impresos y con el nuevo convenio cualquier persona u organización puede presentar una denuncia si observa una violación al código.

Se estima que los infantes gastan en sus escuelas unos 19,400 millones de pesos al año en la compra de productos como botanas y refrescos, que aunque no es un mercado significativo para las compañías tiene un efecto perverso.

La obesidad en México se ha convertido en un problema que alcanza a casi el 40% de la población infantil, según la Secretaría de Salud.

México busca atacar las calorías

El PABI surge mientras en el Congreso mexicano se prepara una legislación para nutrición además de que la Secretaría de Salud ha dado a conocer las recomendaciones sobre la ingesta de bebidas en la que señala mejor evitar los refrescos y solo dar a los infantes medio de jugo al día.

El código de ética busca entonces la responsabilidad en la publicidad de alimentos dirigidos a infantes menores de 12 años con mensajes  que promuevan valores sociales positivos como el de la familia, las instituciones, la amistad y los lazos sociales forma directa e indirecta.

En Estados Unidos, entidades como California han prohibido los ácidos grasos trans en la comida de los restaurantes, siguiendo una tendencia para preservar la salud de la población.

Ahora ve
No te pierdas