Candidatos apoyan recorte de las tasas

Obama y McCain aplaudieron la decisión de recortar globalmente las tasas de interés; ambos sostendrán un último debate el 15 de octubre.
McCain y Obama en el segundo de tres debates. (Reuters)
NASHVILLE, EU (CNN) -

El republicano John McCain y el demócrata Barack Obama se mostraron satisfechos el miércoles con el recorte global de tasas de interés, manteniendo el enfoque de su campaña hacia la Casa Blanca en soluciones para la golpeada economía.
 
En la mañana siguiente a un tenso debate entre ambos candidatos presidenciales, los dos políticos aplaudieron la decisión de la Reserva Federal de recortar en medio punto porcentual la tasa referencial, en coordinación con bancos centrales alrededor del mundo.
 
"Es imprescindible en este momento que el Gobierno responda a las necesidades de los estadounidenses", dijo McCain, quien ha sido criticado en ocasiones por mantenerse indiferente a la crisis económica, en un comunicado.
 
Obama señaló que apoyaba el recorte de las tasas de interés y exhortó al Departamento del Tesoro a actuar rápidamente para implementar su plan de recuperación económica basado en el rescate de instituciones financieras locales por 700,000 millones de dólares, aprobado la semana pasada por el Congreso.
 
"Es claro que se necesita una acción más urgente y enérgica para frenar esta crisis que impide que grandes y pequeñas empresas obtengan préstamos", dijo Obama.
 
Los rivales en la elección presidencial del 4 de noviembre discutieron por el mejor enfoque para ayudar a los trabajadores durante su debate del martes, del que dos sondeos dieron a Obama como ganador.
 
Ambos discreparon frecuentemente durante el debate, pero mostraron sólo ocasionales momentos de la dureza personal contra el oponente que ha marcado sus recientes declaraciones en la campaña.
 
Los dos dejaron de lado los ataques personales de los últimos días, en los que la campaña de McCain cuestionó la asociación de Obama con un radical de la década de 1960 y que el demócrata respondió mencionando la participación de su rival en un escándalo financiero casi dos décadas atrás.
 
La campaña de Obama señaló la referencia de McCain hacia el demócrata durante el debate como "ese", pero el candidato a vicepresidente por el partido, Joe Biden, dijo que no creía que el republicano haya sido desdeñoso.
 
Un candidato ‘incómodo’
 
"Creo que refleja más su incomodidad con el ataque que está sobrellevando", comentó Biden, senador por el estado de Delaware, sobre McCain en el programa de la cadena de televisión ABC "Good Morning America".
 
A sólo cuatro semanas de las elecciones, ambos candidatos se enfrentarán en el debate final el 15 de octubre.
 
Un sondeo de Reuters/C-SPAN/Zogby entre potenciales votantes divulgado el miércoles mostró a Obama con un 47% de las preferencias, contra un 45%de McCain, en una encuesta con un margen de error de 2.8 puntos porcentuales.
 
Obama tenía una ventaja de tres puntos en una encuesta realizada el martes.
 
Otros sondeos recientes mostraron una ventaja mayor para Obama, quien se ha consolidado a nivel nacional y en estados clave durante la crisis económica.
 
Según las encuestas, los votantes prefieren a Obama en temas económicos, dándole una ventaja de entre cuatro y nueve puntos porcentuales.
 
Durante el debate, McCain propuso un programa que compraría las hipotecas de los propietarios con problemas financieros reemplazándolas por nuevos préstamos de tasa fija. Su campaña dijo que el plan costaría unos 300.000 millones de dólares.
 
La campaña de Obama por su parte señaló que el Tesoro ya tiene esa autoridad bajo el plan de rescate.
 
Obama afirmó que McCain y los republicanos habían apoyado la desregulación de la industria financiera que llevó a la crisis. El senador demócrata dijo que los trabajadores de clase media, y no sólo Wall Street, necesitaban un rescate que incluya recorte de impuestos.
 
"Estamos en la peor crisis financiera desde la Gran Depresión (1929). y creo que muchos de ustedes están preocupados por sus trabajos, sus pensiones, sus ahorros para la jubilación", sostuvo Obama.
 
El debate abordó pocos temas nuevos y presentó ideas familiares para ambos candidatos.
 
McCain describió a Obama como un partidario de elevar los impuestos que no tiene la voluntad de oponerse a su propio partido, mientras que el demócrata aseguró que las políticas de su rival republicano ayudarían a los ricos y abandonarían a su suerte a los trabajadores en el fondo de la escala económica.
 
"Los estadounidenses están enojados, molestos y tienen algo de miedo", dijo McCain durante el debate en la Belmont University en Nashville, Tennessee.
 
"No tenemos confianza ni seguridad en nuestras instituciones", añadió.
 
El debate se realizó de manera algo informal, con preguntas realizadas por la audiencia, el escenario favorito de McCain y un formato usado en sus campañas para las primarias del partido de este año y del 2000.

Newsletter
Ahora ve
Científicos estudian el comportamiento extraño de las ballenas jorobadas
No te pierdas